Los panistas en Brasil

De ser encontrados culpables, según lo expresó Jorge Romero, serían expulsados de los cargos que ejercen dentro de la delegación Benito Juárez

COMPARTIR 
Yuriria Sierra 02/07/2014 03:07
Los panistas en Brasil

Definitivamente no fue su lunes. Vaya manera de iniciar la semana. Acción Nacional ha pasado dos muy malos días. O más bien semanas. O meses. Ya no nos remontaremos demasiado tiempo atrás, pero pensemos que desde que inició la polémica con la Comisión de la Familia, luego el lunes por la mañana con la noticia del grupo de neonazis en Jalisco integrado por jóvenes panistas, remataron, al final del día los detenidos en Brasil, responsables de la agresión a una pareja (a él lo golpearon, a ella la manosearon), son miembros del Consejo Directivo del partido en el Distrito Federal, además de estar en la nómina de la delegación Benito Juárez. Uno de ellos, también, recién electo consejero nacional del partido hace apenas un par de semanas.

Sergio Eguren y Rafael Medina se fueron de vacaciones a Brasil a disfrutar del Mundial de Futbol. Y se integraron a la triste coyuntura que arrojaron algunos de los mexicanos que andan por allá, que no todo se quedó en la participación de nuestra selección. Primero fue un video que circuló en redes sociales donde algunos aficionados se llevan cervezas que no eran suyas. Así, tal cual, se robaron varias chelas. Después fue aquel escándalo con respecto al ya famoso, polémico y mexicanísimo grito de “¡puto!”. Pero el lunes fue el colmo cuando la pura nota, antes de conocer la identidad de los responsables, era vergonzosa por sí sola. Ya cuando salieron los nombres de Sergio y Rafael, peor aún: quedaron como mexicanos mañosos, irrespetuosos y violentos. Agredir sexualmente a una mujer y soltarle una golpiza al esposo de ésta que la quiso defender. Terminaron detenidos y con un futuro que, según lo dice la autoridad brasileña, los mandaría directito a la cárcel.

Brasil es uno de los países con una estructura judicial dura. De los países en los que es imposible una extradición. Ni siquiera existe esa figura. Y no es que se piense como opción para este hecho, pero definir la situación jurídica de los mexicanos ha sido complicado. La embajadora de México en aquel país, Beatriz Paredes, ha dicho que se les está auxiliando en todo lo que deben, su calidad de connacionales les amerita asistencia consular, pero pocos detalles se han dado al respecto. Sabemos, por lo que ha dicho la policía de Brasil, que aquellos estarían enfrentando un juicio que podría dejarles una condena de hasta ocho años de prisión si son hallados responsables.

Vaya vacaciones para estos dos miembros del PAN. Vaya días para el panismo nacional. De un escándalo a otro, y si a eso le sumamos las pugnas internas del partido, notamos que a Gustavo Madero se le amontonan los pendientes. No basta sólo con decir que, así como en el caso de los jóvenes neonazis de Jalisco, “reprueban” ese tipo de actividades y comportamientos. Tal vez sólo es cuestión de esperar a que se resuelva su situación jurídica en Brasil. Que, de ser encontrados culpables, según lo expresó el delegado de Benito Juárez, Jorge Romero, serían expulsados de los cargos que ejercen dentro de la delegación. Y eso como sanción mínima.

Y es que, si algo necesita Acción Nacional es justo una mano dura que envíe un mensaje a todos sus miembros. Uno que los haga, por lo menos, no hacer el oso con semejantes comportamientos.

Comparte esta entrada

Comentarios

Lo que pasa en la red