Detrás de un comprador de arte estaba el líder de Los Beltrán Leyva