Héctor Beltrán Leyva vivía con bajo perfil en Querétaro como empresario