Hillary y Christie: tanto espacio y coincidir...

COMPARTIR 
José Cárdenas 05/09/2014 01:49
Hillary y Christie: tanto espacio y coincidir...

Encandilados por el anuncio del nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, pocos medios —y menos periodistas— han registrado la presencia en México de dos ilustres visitantes, estrellas de la política estadunidense. La exsecretaria de Estado, Hillary Rodham Clinton, y el gobernador de Nueva Jersey, Chris Christie.

Ambos son serios aspirantes a las candidaturas demócrata y republicana a la Presidencia de Estados Unidos; ambos aprovechan el viaje para hacer campaña política; ambos se reúnen con el Presidente de la República; ambos están para elogiar las reformas emprendidas por el gobierno peñanietista; ambos vienen también a  abordar el tema migratorio… y con sus presencias, ambos enfatizan la importancia y el peso de México en su respectivas ambiciones de poder… 

La exsecretaria de Estado en el primer mandato de Barack Obama, viene invitada por el empresario Carlos Slim para participar en el foro México siglo XXI, organizado por la Fundación Telmex, en el cual además se presentarán hoy otros rockstars como Mark Zuckerberg —creador de Facebook, autor del cambio en las formas de la comunicación personal… y quien también verá a Peña Nieto en Los Pinos—, el futbolista brasileño Ronaldinho, y el actor español Antonio Banderas, “ex” de Melanie Griffith.

A Chris Christie lo trajo la embajadora Sandra Fuentes Berain, cónsul general de México en Nueva York.  El gobernador de Nueva Jersey vino a cumplir con una agenda nutrida y más ambiciosa que la de Hillary Clinton. En tres días, el tenaz político republicano, además de reunirse con el Presidente, se vio con medio gabinete (incluidos los secretarios de Hacienda, Gobernación, Relaciones Exteriores, Energía y Economía), líderes empresariales y los gobernadores de Puebla, Aguascalientes y del Estado de México.

La visita de Christie, uno de los aspirantes más visibles y populares a la nominación presidencial republicana, ha tenido tres objetivos. Primero, apapachar al electorado latino, no en balde, sostuvo ayer un encuentro con integrantes del grupo “The Latino Coalition”. En segundo lugar, quien también es líder de los gobernadores republicanos, viene a reforzar lazos económicos; el intercambio comercial entre México y Nueva Jersey, ronda los dos mil millones de dólares… y miles de empleos en su estado tienen que ver con la relación bilateral. En tercer lugar, Chris Christie viene a desmarcarse del tono duro empleado por sus compañeros de partido, oponentes a la reforma migratoria y críticos de la crisis provocada de los menores indocumentados. Entre esa horda de “ultras” republicanos, Christie es calificado como el más liberal y demócrata.

Sin embargo, frente a la experiencia y colmillo de “la Hillary”, Christie es un novato en afán de fogueo internacional; la diplomacia y una estatura de estadista son el lado flaco del obeso político.

Ambos se presentan en México en un momento en el que la opinión pública estadunidense cuestiona el papel de su gobierno frente a los desafíos mundiales, como la situación en levante y la guerra declarada al autollamado “Estado Islámico”. Mientras Christie está en México, su rival más rudo, el gobernador tejano Rick Perry, se fue a China, y el senador Rick Santorum, a Israel.

Es claro, Hillary y Christie vienen a hacer la tarea para ganar la simpatía del electorado latino, pensando en 2016, y en el corto plazo, con miras al proceso legislativo que concluirá en menos de dos meses.

Para ambos, no es casualidad, coincidir en tanto espacio.

SIEMPRE NO: El ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas se retiró de la contienda por la presidencia del PRD que se disputa este domingo. Al fundador del PRD no le alcanzó el liderazgo para convertirse en candidato de unidad; ahora —dice— sólo se ocupará de la consulta ciudadana en materia petrolera. Carlos Navarrete queda como el “Llanero solitario” para la elección de pasado mañana. Va en caballo de hacienda. Su tocayo Carlos Sotelo —de la tribu “Patria Digna”—, resiste tirar la toalla… y todavía hay quien piensa en el exjefe del GDF, Marcelo Ebrard, aunque en realidad, muchos ven a ambos como candidatos de chocolate. Con Navarrete, Los Chuchos, luego de tomar las tribunas del Senado y la Cámara de Diputados, se habrán impuesto de nuevo, ante la amenaza eterna de la ruptura izquierdista… como en el cuento de nuca acabar.

                Twitter: @JoseCardenas1

                josecardenas.com.mx

Comparte esta entrada

Comentarios

Lo que pasa en la red