Ni cómo ayudarlos

COMPARTIR 
Francisco Garfias 04/09/2014 02:33
Ni cómo ayudarlos

Paradoja: el partido que enarbola como suyos los principios de honestidad y de integración familiar, el que preside la comisión legislativa que lucha contra la trata, es sacudido nuevamente por otro escándalo de corrupción y pirujas.

El rol protagónico lo tiene ahora Jorge Luis Preciado, coordinador del grupo parlamentario. Los graves señalamientos en su contra provienen de dos de sus compañeros de bancada.

José María Martínez, de Jalisco, lo acusa de haberle ofrecido medio millón de pesos a cambio de su voto a favor de una iniciativa del PRI.

Martín Orozco, de Aguascalientes, dice que Preciado lo llevó con “engaños”, junto con otros senadores, a una fiestiecita con mujeres, en un hotel del sur de la Ciudad de México, hará como un mes.

Martínez lo balconeó luego de enterarse de que el jefe de la bancada lo había cesado como vicecoordinador general. En su lugar colocó a Fernando Herrera y ni siquiera le avisó.

Buscamos a Chema para confirmar la versión. Esto fue lo que nos contesto, vía celular:

“Quedamos pendientes con el grupo parlamentario del PAN de seguir platicando. Te pido tu comprensión y me permitas agotar el diálogo interno, antes de cualquier declaración. Tenemos en puerta el Consejo Nacional este fin de semana y estamos de cara al 75 aniversario del PAN.”

En los pasillos del Senado se comenta que Preciado buscó insistentemente a Martínez para “invitarlo a cenar” y tratar de arreglar las cosas. El exvicecoordinador general de la bancada del PAN no habría aceptado. En el CEN hay preocupación. Saben la bronca que se viene.

Hace apenas tres semanas nos enteramos del reventón de diputados del PAN en Puerto Vallarta con cariñosas teiboleras. El video, difundido por Reporte Índigo, le costó a Luis Alberto Villarreal la chamba de coordinador de la bancada en San Lázaro, y a su segundo, Jorge Villalobos, la vicecoordinación.

A Gustavo Madero, jefe nacional de ese partido, no le quedó de otra que separarlos del cargo. Al jefe nacional no le quedará de otra que repetir la dosis con Preciado. De confirmarse las versiones, que el acusado niega, el jefe nacional estaría obligado a separarlo del cargo.

La pregunta es: ¿llegará Preciado al Consejo Nacional del próximo sábado?

El azul es un volcán. Escándalos aparte, los corderistas están furiosos con la estrategia de Madero y Preciado. Dicen que el respaldo de sus legisladores a la cacareada Reforma Energética tuvo como premio por primera vez en 17 años que  el PAN no ocupará un órgano importante en ninguna de las dos cámaras.

Y más: la foto del mensaje del presidente Peña con motivo de su 2º Informe de Gobierno, en Palacio Nacional, se la llevaron los perredistas Silvano Aureoles y Miguel Barbosa. “Nos borraron del escenario”, sintetizó el senador Roberto Gil Zuarth.

Gil quería ser presidente de la Mesa Directiva en la Cámara alta. No lo oculta. Pero jura que jamás le llamó a nadie para que lo respaldara en sus aspiraciones. “Primero había que resolver a quién le correspondía”, nos dijo.

Nos enteramos de que el PAN estuvo muy cerca de presidirla. Fuentes autorizadas nos aseguran que Jesús Zambrano, presidente del PRD, le dijo a Luis Videgaray, en una reunión muy privada, que no quería a Miguel Barbosa en la presidencia de la Mesa Directiva. El actual presidente de la Mesa Directiva acababa de romper con Los Chuchos y la bronca era abierta.

La versión que nos contó la fuente precisa que el secretario de Hacienda, hombre muy cercano al primer mandatario, se comprometió con Jesús a que no sería el que quedó, sino un panista.

¿Qué ocurrió entonces? ¿Por qué Barbosa se quedó con la presidencia de la Mesa?

“Porque Emilio Gamboa corrió a ver al Presidente para decirle que había dado su palabra de que sería Barbosa”, explicó la fuente.

Gil Zuarth lamenta que Acción Nacional no tenga un espacio importante en el Congreso, en año electoral, para defender las reformas. “La estrategia del PAN ha sido mala. Ojalá que en las negociaciones no haya imperado la lógica (maderista) de que prefiero dos perredistas en ambas cámaras que un (corderista) en el Senado”, remató.

El tema salpica a todo el Poder Legislativo. Moches, bonos, sobornos colocan a diputados y senadores en los últimos lugares en el índice de confianza ciudadana. (Ver Consulta Mitofsky). El priista Gamboa Patrón, presidente de la Jucopo, quiso hacer un control de daños. Pidió el esclarecimiento inmediato del presunto soborno. “Es intolerable, ojalá no hubiese ocurrido”, dijo.

Pero Chema, como usted vio, no se echó atrás.

El Senado ya dio a conocer ayer a los secretarios que serán citados para la glosa del 2º Informe de Gobierno de Enrique Peña. Serán cinco los secretarios de Estado que comparecerán ante el pleno: Osorio, Gobernación; Videgaray, Hacienda; Meade, Relaciones Exteriores; Rosario Robles, Sedesol, y Gerardo Ruiz Esparza, Comunicaciones y Transportes.

Los demás que sean convocados irán a comisiones.

No es el caso en la Cámara de Diputados. Sólo Videgaray comparecerá ante el pleno en San Lázaro, para explicar el paquete económico de 2015. Los demás a comisiones.

Gamboa, por cierto, dijo que el PRI ve con simpatía que el Presidente regrese a rendir sus informes al Congreso.

¿Y Los Pinos, también?

                www.elarsenal.net

                http://panchogarfias.blogspot.com

Comparte esta entrada

Comentarios

Lo que pasa en la red