Estados Unidos ofrece ayuda ante crisis migratoria

Wayne confía en que Obama actúe con energía para resolver el conflicto; secretario de Estado, John Kerry, advierte que continuarán deportando a los niños que lleguen solos

COMPARTIR 
02/07/2014 05:56 Iván Saldaña y Agencias / Foto: Archivo Cuartoscuro
El embajador se dijo confiado de que Obama utilice con “determinación” sus facultades como Presidente para resolver la crisis de inmigración en su país.
El embajador se dijo confiado de que Obama utilice con “determinación” sus facultades como Presidente para resolver la crisis de inmigración en su país.

MANAGUA, 2 de julio.— El secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, dijo que Washington trabajará con América Central para atacar las causas de la crisis de inmigración, pero mantuvo el duro mensaje del gobierno de Barack Obama sobre que los menores indocumentados serían deportados.

“Nosotros obviamente entendemos a la gente que quiere algo mejor y a quienes buscan una vida mejor”, dijo Kerry durante una reunión con líderes de Honduras, El Salvador y Guatemala, países des de lo cuales decenas de miles de niños han huido a Estados Unidos en los últimos meses.

La reunión de Kerry con los presidentes centroamericanos es para ver “cómo podemos abordarlo conjuntamente (el problema), para trabajar de manera cooperativa para tratar de hacer las cosas mejor en el abordaje de ese desafío para poder ayudar a estos jóvenes que están arriesgando sus vidas para venir”.

“Pero al mismo tiempo, hay normas del derecho, y hay un proceso y hay información falsa que se está difundiendo sobre los beneficios que podrían estar disponibles para estos jóvenes que están buscando esa vida mejor”, agregó.

Kerry estaba en Panamá para asistir a la investidura del nuevo presidente del país, Juan Carlos Varela, y combinó el viaje con reuniones para tratar una crisis que está afectando a los recursos de Estados Unidos y provocando tensiones partidistas en Washington en el tema de la inmigración.

Kerry se reunió con los presidentes Salvador Sánchez Cerén, de El Salvador, y Otto Pérez Molina, Guatemala; el mandatario hondureño, Juan Orlando Hernández, no asistió, pero envió en su lugar a su ministra de Relaciones Exteriores, Mireya Agüero Trejo de Corrales.

La visita de Kerry ocurre luego de una del vicepresidente Joe Biden a Guatemala el 20 de junio para discutir el éxodo de menores de edad que también amenaza con complicar la relación de Estados Unidos con sus aliados en México y Centroamérica.

Confían en propuestas

A la par, el embajador de Estados Unidos en México, Anthony Wayne, aclaró que la decisión de Barack Obama de emprender acciones promigratorias, no significa que el mandatario busque resolver el tema sin la Cámara de Representantes.

Se dijo confiado de que Obama utilice con “determinación” sus facultades como Presidente para resolver la crisis de inmigración, sobre todo ante el creciente número de niños migrantes de mayoría centroamericana.

“El Presidente ha indicado sus preocupaciones y va actuar en este tema con energía y determinación, y también va a trabajar con el Congreso para atraer más recursos para manejar esta situación”, dijo.

El pasado lunes 30 de junio, Barack Obama culpó a los legisladores republicanos de paralizar la reforma que propuso sobre las leyes migratorias de su nación, y que beneficiarían a millones de indocumentados de mayoría mexicana y latinoamericana.

Sentenció desde la Casa Blanca que “si el Congreso no hace su trabajo, al menos podemos hacer el nuestro”.

Ante dicho tema, Wayne agregó a sus declaraciones después de inaugurar el taller de Aplicación Efectiva de Ley contra la Piratería, en la Ciudad de México, que su gobierno seguirá cumpliendo las leyes migratorias. 

Por otra parte, Wayne y el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, sostuvieron una reunión en la cual conversaron sobre temas migratorios. Acordaron consolidar la comunicación y colaboración.

Demócratas piden frenar expulsión de menores

El legislador demócrata Joe García confió en que el Congreso estadunidense apruebe los dos mil millones de dólares que el presidente Barack Obama solicitó para enfrentar la oleada de niños indocumentados en la frontera, pero rechazó que sean deportados.

“Le vamos a dar el dinero al presidente. Él pidió dos mil millones de dólares para eso. Vamos a dárselos, si los republicanos dejan que eso ocurra”, dijo García en rueda de prensa en Miami, Florida.

“Pero yo pienso que la solución no es coger a estos niños y tirarlos de vuelta” a sus países de origen, agobiados por la violencia, dijo el congresista demócrata por Florida junto con representantes de organizaciones de defensa de los inmigrantes en el estado.

Desde octubre pasado han sido detenidos en la frontera con México 52 mil menores de edad que viajaban sin compañía de un adulto, provenientes sobre todo de Honduras, Guatemala y El Salvador. El número duplica las cifras del mismo período del año pasado.

Obama pidió el lunes los fondos al Congreso, que servirían para garantizar que los procesos de deportación se manejen humanamente y se proteja a quienes se considere refugiados. Además, el mandatario emitirá acciones Ejecutivas en favor de los indocumentados.

García recordó que en Estados Unidos existe un programa de asilo temporal, conocido como TPS, que actualmente beneficia a ciudadanos de El Salvador, Honduras, Nicaragua, Haití o Somalia, como apoyo ante la devastación en esos países por fenómenos naturales o crisis humanitarias.

En esas oportunidades, “hemos recibido a las personas y les hemos abierto un camino”, dijo García.

GARANTIZAN ATENCIÓN A INFANTES

Ante la emergencia humanitaria por la migración infantil no acompañada, el DIF aplica un programa para atender la crisis.

  • Al participar en el Foro Internacional Protección Internacional para Niñas, Niños y Adolescentes, la titular del DIF Nacional, Laura Vargas Carrillo, informó que de 2013 a 2014, en los 40 módulos y albergues que se encuentran en los estados fronterizos, se ha atendido a 30 mil menores no acompañados en las fronteras norte y sur.
  • Planteó que de ellos, casi 19 mil son niños mexicanos y el resto extranjeros, e informó que también cuenta con 61 centros comunitarios de protección a la infancia que no albergan a los niños, sólo realizan acciones de prevención.
  • Destacó que en 2011 fueron atendidos tres mil 476 niños migrantes no acompañados; en 2013 siete mil 544 menores y en lo que va de este año hay casi seis mil niños registrados en esa situación.

Comentarios

Lo que pasa en la red