Descartan letalidad de equipo radiactivo

La peligrosidad del artefacto robado en Tultitlán es 40 mil veces menor al cobalto 60 hurtado en diciembre pasado; Segob informa que no causa daños permanentes a la salud

COMPARTIR 
13/06/2014 05:58 Ernesto Méndez

CIUDAD DE MÉXICO, 13 de junio.- La emisión radiactiva de los equipos sustraídos el pasado domingo de una bodega ubicada en el municipio de Tultitlán, Estado de México, es 40 mil veces menor a la que contenía la cápsula de cobalto 60 robada en diciembre pasado, cuando era transportada a un centro de confinamiento y que activo la alerta roja en todo el país.

De acuerdo con la Coordinación Nacional de Protección Civil de la Secretaría de Gobernación (Segob) es “muy improbable” que en esta ocasión, las fuentes de cesio 137 y americio/berilio provoquen afectaciones permanentes a la salud.

Explicó que las lesiones que podrían causar estos materiales radiactivos serían temporales, en caso de que las personas no usaran protección y permanecieran en contacto con ellos muchas horas o estuvieran cerca durante varias semanas.

En entrevista con Excélsior, el físico Enrique García y García precisó que los equipos industriales hurtados por un comando del Laboratorio Nacional de la Construcción, son utilizados en estudios de hidrología subterránea y del subsuelo desde hace 50 años y tienen como “alma” una fuente radiactiva, que se encuentra por dentro del aparato en forma de “una pastilla” de aproximadamente un centímetro cúbico.

Detalló que estos equipos especializados se introducen, por ejemplo, en un pozo profundo, donde emiten una radiación, y dependiendo cómo se registre el rebote, se infiere sobre qué capa geológica se está trabajando.

Puntualizó que las lesiones que podría ocasionar la fuente de cesio 137 se asemeja a una quemadura en la piel, que es el resultado de la interacción de la radiación con la materia.

Señaló que en este caso, el equipo emite una radiación beta que se puede contrarrestar con un simple blindaje de madera.

“Tocando directamente la fuente, desde luego que quema, es como si tocaras una braza de un anafre ardiendo, pero teniendo la fuente a un metro de distancia, no pasa nada”, comentó.

El ex funcionario del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) precisó que el equipo alimentado por americio/berilio es una fuente neutrónica, que aunque tiene un alto poder de penetración e inclusive traspasa el plomo, en este caso contiene una cantidad muy pequeña y de baja intensidad.

Destacó que de acuerdo a su intuición, los sujetos que asaltaron la bodega robaron los equipos por su valor comercial y no por contener fuentes radiactivas, porque éstas no se pueden vender por sí solas en el mercado negro.

Falsa alarma en Puebla

Una caja de cartón con la leyenda “radiactivo” fue encontrada anoche en la esquina que forman las calles 13 Oriente y 16 Sur, en la ciudad de Puebla, donde policías y elementos de Protección Civil acordonaron la zona, pues inicialmente trascendió que sería el objeto robado en el Estado de México y que es buscado en 11 entidades.

A la medianoche, las autoridades informaron que algún bromista provocó la movilización de los uniformados, después que también refirieron que la caja era del tipo utilizado en hospitales para desechos infectocontagiosos.

PGJ ya indaga el hurto

La Procuraduría General de Justicia del Estado de México (PGJEM) inició una investigación con motivo de una denuncia presentada el 8 de junio pasado por empleados de una empresa ubicada en Tultitlán, tras el robo de un medidor de compactación de suelo con dos fuentes radiactivas.

Mediante un comunicado dio a conocer que, según la declaración de los empleados ante el Ministerio Público, varios sujetos ingresaron al lugar y amagaron al guardia de seguridad, a quien amarraron de pies y manos para sustraer herramientas diversas, como un taladro, pulidores, cables, soldadoras, cortadoras, cubetas de pinturas y un generador eléctrico, entre otros artículos, con un valor aproximado de 170 mil pesos.

Tras los hechos y luego de que la Secretaría de Gobernación (Segob) a través de la Coordinación de Protección Civil emitiera una alerta para 12 estados de la República por el robo de la fuente radioactiva, el gobernador del Estado de México, Eruviel Ávila Villegas, instruyó a las áreas de Seguridad y Protección, a fortalecer la coordinación con la Segob.

Añadió que, de ser el caso, coadyuven en la localización del material radiactivo.

Video Recomendado

Comentarios

Lo que pasa en la red