'No usen sustitutos alimenticios', dice joven que bajó 115 kilos de peso

Si se desea bajar de peso no se debe de sustituir una comida por una bebida dietética, afirma Mike Waudby, quien pide no caer en "modas"

COMPARTIR 
11/06/2014 09:47 Redacción / Fotos: Caters
Mike Waudby logró bajar de peso en 18 meses, tiempo en el cual pasó de 200 kilos a 85 y convirtió su grasa en músculo
Mike Waudby logró bajar de peso en 18 meses, tiempo en el cual pasó de 200 kilos a 85 y convirtió su grasa en músculo

LONDRES, 11 de junio.- La historia de Mike Waudby, un joven que perdió más de 115 kilos para pasar de ser un obeso con depresión y tendencia suicida a entrenador de gimnasio, se conoció a finales del año pasado.

Cuando tenía 26 años, Mike pesaba 200 kilos, pasaba todas las noches bebiendo encerrado en su habitación, triste por no tener una novia, en medio de un círculo vicioso que le dificultaba cambiar de vida.

Una noche decidió salir a un bar cercano para distraerse y lo único que consiguió fue la noche más triste de su vida, luego de que una mujer le pidió que se fuera del lugar porque le incomodaba su presencia.

Mike regresó a su habitación, pero esa noche se convirtió en la que cambió todo. El joven se armó de valor y se propuso bajar de peso, algo que logró en año y medio.

Mike ahora tiene 31 años y es entrenador de gimnasio, tiene novia y a través de su cuenta de Facebook ha compartido consejos para las personas que deseen bajar de peso.

El mes pasado recomendó no utilizar productos dietéticos.

Cualquiera que esté luchando para perder peso y esté tentado a usar un plan dietético, por favor no gaste su dinero en mierda comercializada que está destinada a hacer dinero y no a mejorar la salud y el bienestar de la gente", escribió en su cuenta de Facebook, en referencia a los sustitutos alimenticios que la gente suele tomar.

Tómenlo de alguien que ha estado ahí, nunca reemplacen una comida (desayuno, comida, cena) por una bebida de dieta", afirma.

Una forma de comer "controlada" y trabajar duro "tendrá 10 millones de veces más valor que una dieta de moda", escribió.

Mike afirma que logró bajar de peso en 18 meses, cuando pasó de 200 kilos a 85 y convirtió su grasa en músculo.

Mike sin embargo tuvo que pasar por el quirófano para retirarle la piel que le sobró, la cual aún le recordaba la época en que fue obeso e intentó suicidarse.

Este año Mike comenzó a trabajar como entrenador en un nuevo gimnasio y desde hace unos meses tiene una novia, la cual conquistó cuando le dijo que odiaba a la gente que juzgaba a los demás por su apariencia.

rja

Relacionadas

Comentarios