Alerta por 'Krokodil', la droga devoradora de adictos

Tiene los mismos efectos que la heroína pero es diez veces más barata. Destroza los vasos sanguíneos hasta provocar gangrena

COMPARTIR 
06/11/2013 10:25 Redacción

La droga de los "muertos vivientes", que carcome la piel y el hueso desde adentro, es de fácil acceso para personas en pobreza

CIUDAD DE MÉXICO, 6 de noviembre.- Una nueva droga conocida como la sustancia de los zombies, invade parte de Estados Unidos, pero amenaza con cruzar no sólo la frontera con México, sino que su consumo podría estarse extendiendo hacia Europa. 

Conocida como Krokodil, Cocodrilo, en español, destruye músculos y huesos, hasta terminar con la muerte del adicto.

Esta nueva droga se inyecta, además es más barata y poderosa que la heroína. En Rusia unas 30 mil personas mueren al año a causa de esta adicción.

La nueva droga tiene los mismos efectos que la heroína pero es diez veces más barata. Destroza los vasos sanguíneos hasta provocar gangrena y pudrir la carne, y comenzó a fabricarse en Rusia, pero ya se vende en EU y las autoridades británicas están preocupadas por su llegada al país.

Ahora, las autoridades sanitarias y de lucha contra las drogas en Estados Unidos han alertado sobre el uso en su frontera sur con México; en Phoenix, Arizona, por ejemplo, y en otras poblaciones que padecen de extrema pobreza. Phoenix es una ciudad de altos contrastes. Por un lado tiene uno de los niveles más altos del país, pero por el otro es el hogar de pandillas que se alojan en los barrios de extrema pobreza. Estas comunidades son, por lo regular, pobladas en su mayoría por mexicoamericanos.

La droga krokodil o cocodrilo, es desomorfina, conocida también como dihidrodesoximorfina o por un antiguo nombre comercial: Permonid. Paradójicamente, fue inventada en 1932 en Estados Unidos. Posee efectos sedantes y analgésicos, y su preparación es casera: la desomorfina parte de la α-clorocodida, que se obtiene haciendo reaccionar cloruro de tionilo con codeína. 

 

pdg

Video Recomendado

Comentarios

Lo que pasa en la red