Aplauso al juez

COMPARTIR 
Francisco Garfias 20/02/2014 02:38
Aplauso al juez

Por primera vez empezaremos esta columna con un aplauso al juez federal —cuyo nombre no ha sido revelado— que giró la orden de aprehensión en contra de Gastón Azcárraga, expropietario de Mexicana de Aviación, por uso de recursos de procedencia ilícita.

Mucho se había escuchado de los abusos de este empresario, considerado alguna vez entre los 100 más ricos del país, y de su administración fraudulenta de la nonagenaria compañía de aviación que compró en una ganga —en tiempos de Fox y Marta—y que después quebró.

Ni siquiera informó a los inversionistas de la suspensión de operaciones, ocurrida en agosto de 2010, según el sindicato de pilotos.

Sin el menor recato —era lo que menos le importaba— se llevó entre las patas a los trabajadores de Mexicana.

El ahora prófugo empresario fue, incluso, el tema principal en la tribuna de la Comisión Permanente, el año pasado, en una memorable sesión donde el diputado del PRI, Francisco Arroyo, exigió lo que hoy, por fin, se convirtió en realidad.

La noticia le ganó ayer la de ocho columnas a la Cumbre de Líderes de América del Norte que se celebró en Toluca. Bastaba con abrir los portales de los principales diarios nacionales. De ese tamaño es la importancia de que en este país deje de haber tanta impunidad.

Nadie conoce el paradero de Azcárraga desde 2011. Excélsior informaba anoche sobre la posibilidad de que se emita una alerta internacional para que la Interpol lo ubique, en caso de que haya abandonado el país

José Woldenberg era el gallo de los perredistas para integrar el famoso Comité Técnico de Selección de los 55 aspirantes a los 11 lugares que tendrá el Consejo General del Instituto Nacional de Elecciones.

El citado Comité será integrado por siete notables. Cada una de las tres principales fuerzas políticas en el Congreso deberá proponer a uno. Dos más la CNDH y otros dos el IFAI.

El ex presidente del IFE declinó la invitación. No tiene interés, Nos lo confirmó Miguel Alonso Raya, vicecoordinador de la fracción del amarrillo en la Cámara de Diputados.

EL PRD ya tiene otro candidato. Raya mantuvo su nombre en reserva. Las propuestas del PRI y del PAN ya están también sobre la mesa. No son públicas todavía. Faltarían los de la Comisión y los del IFAI.

Sobre el tema, Ricardo Monreal califica de “ingenuos” a los negociadores del PAN y del PRD.

El diputado obradorista está convencido de que los dos integrantes asignados a la CNDH y los dos adicionales que le corresponden al IFAI, responderán a los intereses del gobierno. “La relación es cinco a dos”, asegura el ex gobernador de Zacatecas.

Raya le respondió:

“No es que seamos ingenuos, sino que siempre hay que tratar de incidir en las estructuras de los órganos que le den respeto a las instituciones. El gobierno debe darse cuenta de que si pretende controlar el instituto (vía los nombramientos) volveremos a tener el mismo problema que con el IFE”.

La relación entre el gobernador de Tabasco, Arturo Núñez Jiménez, y el líder máximo de Morena, Andrés Manuel López Obrador, es cada vez mas difícil. El Peje no sólo ha “regañado” públicamente al mandatario perredista por el retraso en la aplicación de los programas sociales —ya lo reportamos aquí hace algunas semanas— sino que dinamita potenciales inversiones en el estado con declaraciones y posturas radicales.

Andrés ha repetido, discurso tras discurso, que antes de que las compañías extranjeras quieran perforar un pozo y saquen “una gota de petróleo”, deberán llevar a cabo un convenio con los “dueños de las tierras” para saber qué beneficios dejarán a los tabasqueños.

“Una cosa es la llamada Reforma Energética aprobada y otra cosa es la Reforma Energética aplicada”, ha advertido El Peje, según fuentes del gobierno federal.

El presidente de Morena-Tabasco, Javier May Rodríguez, fue instruido por AMLO para sostener reuniones con pequeños propietarios, ejidatarios y comuneros “para ponerse de acuerdo y defiendan sus tierras antes de que las empresas petroleras acaben con el estado”.

Agréguele que Pemex ya advirtió sobre la posibilidad de reducir sus inversiones en ese estado si el gobierno de Tabasco no interviene para que cesen los bloqueos de los pozos petroleros por ejidatarios que reclaman indemnizaciones, y entenderá la preocupación de Núñez.

Buscamos a Monreal para interrogarlo sobre el caso. El diputado asegura que la relación López Obrador-Núñez es cordial. Apenas hace diez días desayunaron. “Hay, eso sí, una dura disputa política entre el PRD y Morena”, admite.

De Tabasco nos llegó también la siguiente pregunta-acusación: “¿Sabrá Rosario Robles que el coordinador de Políticas Públicas de la Sedesol, Jesús Alí, recorre ese estado, pero no precisamente para dar seguimiento a los programas sociales que comprometió el gobierno federal, sino para hacer proselitismo personal?”.

Alí, nos aseguran, estuvo de gira en la entidad del jueves 13 al sábado 15 de febrero. Recorrió caminando la zona de la Chontalpa haciendo proselitismo con su diputado federal Alejandro Medina.

El excandidato del PRI al gobierno de Tabasco ha comenzado a entrometerse en la renovación de las dirigencias municipales, sectores y organizaciones adherentes al Revolucionario Institucional en Tabasco.

¿Andará ya buscando quedarse en la Quinta Grijalva en 2018? Es pregunta.

Ernesto Cordero pedirá licencia como senador para ir por la dirigencia del Partido Acción Nacional (PAN), que se realizará el próximo 18 de mayo. La fecha aún no está definida. Tendrá que ser, eso sí, antes del 11 de marzo. Ese día se inicia el registro de los aspirantes a la jefatura nacional de ese partido.

El legislador calderonista tiene clarísimo que no puede andar con las dos cachuchas —senador y candidato— mucho menos cuando a urgido al jefe nacional, Gustavo Madero, a separarse de su cargo ya.

Cordero, por cierto, comió ayer en el restaurante Casa Bell de la Zona Rosa con el más emblemático de los panistas de siempre: Luis H. Álvarez.

Se puso color de hormiga el pleito entre titulares de comisiones de relaciones exteriores en el Senado. Fuentes legislativas nos aseguran que la priista Marcela Guerra, presidenta de la comisión América del Norte, cabildea una iniciativa de ley que resta facultades a la Comisión General de Relaciones Exteriores, encabezada por la panista Gabriela Cuevas. El también priista, Teófilo Torres, titular de la comisión Asia-Pacífico, hace lo propio en el caso de los nombramientos. Busca que se los quiten a Cuevas, puntualizan.

La visita del embajador estadunidense Anthony Wayne al Senado, organizada por Gabriela, avivó la tremenda bronca que se ha venido gestando hace ya varios meses y de la cual hemos dado cuenta puntualmente en este espacio.

Comparte esta entrada

Comentarios

Lo que pasa en la red