Encuestados avalan la visita de Peña Nieto a Cuba

Aunque 72% piensa que Cuba es una dictadura, 70% dice que la visita no significa apoyo a ese régimen

COMPARTIR 
03/02/2014 04:34 Ulises Beltrán y Alejandro Cruz

BGC, Beltrán, Juárez y Asociados

CIUDAD DE MÉXICO, 3 de febrero.- Pese a que se cree que en Cuba gobierna una dictadura y se violan los derechos humanos, la opinión pública mexicana aprueba que el presidente Enrique Peña Nieto haya visitado la isla y se haya reunido con Fidel Castro. Para la mayoría, las relaciones bilaterales deben mantenerse igual que ahora, según se observa en la encuesta telefónica nacional BGC-Excélsior.

La visita oficial del presidente Peña a Cuba fue ampliamente conocida (69%) y es aprobada por una sólida mayoría. En efecto, 66% ve bien que se haya realizado (gráfico 1), principalmente porque se considera que el mandatario mexicano debe mantener buenas relaciones con todos los países y porque debe mejorarse el trato con la isla (gráfico 2). Apenas 13% reprueba este viaje.

El consentimiento a la visita presidencial a Cuba se da a pesar de que existe amplio consenso con la idea de que en esa nación gobierna una dictadura, 72% piensa eso (gráfico 3), no hay elecciones libres (68%) y se violan los derechos humanos (gráfico 4) en lo general (58%). Las opiniones se dividen sobre si al gobierno cubano le interesa el bienestar de su pueblo o no.

Los hermanos Fidel y Raúl Castro, quienes se han sucedido en el gobierno de la isla desde el triunfo de la Revolución Cubana, no son populares entre los mexicanos. En particular, Fidel Castro causa desaprobación mayoritaria (opinión mala o muy mala, 51%); se le considera un dictador que sometió y mantuvo pobre a su pueblo, y un personaje que se perpetuó en el poder (gráfico 5). A pesar de esta crítica, se acepta que Peña se haya reunido con él (hizo bien, 59%), básicamente por el interés que ven los mexicanos en llevar una buena relación bilateral con Cuba.

El régimen surgido de la Revolución Cubana tiende a ser descalificado por los mexicanos (malo/muy malo, 40%). Si bien se le reconocen logros como defender la soberanía cubana frente a Estados Unidos, la educación, los avances en salud y el apoyo al deporte, se observa que las críticas pesan más, centradas en la percepción de falta de libertad, de pobreza, de insuficiente desarrollo y de ansia de los cubanos por abandonar la isla.

Los cuestionamientos de diversos analistas políticos al acercamiento del gobierno mexicano con el cubano no son compartidos por la población. Muy pocos se inclinan por disminuir la relación con Cuba (10%), aunque tampoco se nota un interés notable por un fortalecimiento (32%). La mayoría quiere que se mantenga igual que ahora (52%).

En contraste con la opinión que se tiene sobre cómo debe ser la relación con el régimen chino (gráfico 6), también considerado autoritario, los mexicanos están algo menos interesados en promedio en aumentar las relaciones con Cuba. Debe citarse que las relaciones mexicano-cubanas tienden a ser calificadas como positivas (42%), lo cual ya es una mejoría en contraste con lo que prevaleció casi siempre en los sexenios panistas (gráfico 7).

No se cree que, por visitar Cuba, el presidente Peña Nieto esté respaldando la existencia de una dictadura ahí (no la está apoyando, 70%). De hecho (gráfico 8), ante invitaciones oficiales para que un presidente mexicano viaje a Cuba, la amplia mayoría respalda que se acepten (86%).

 La división de opiniones sólo se da en términos de si el mandatario de México debe o no pronunciarse ante el régimen cubano sobre el tema de la democracia y los derechos humanos, pues un sector relevante hace eco de la postura de que esos son asuntos internos de ese país insular.

Video Recomendado

Comentarios

Lo que pasa en la red