ONU: 40% toleraría la “limpieza social”

Informe revela que mexicanos perciben con condescendencia el exterminio de “gente indeseable”

COMPARTIR 
08/12/2013 05:38  Juan Carlos Rodríguez

CIUDAD DE MÉXICO, 8 de diciembre.- Los mexicanos han desarrollado tolerancia al exterminio de población “indeseable”, reveló un estudio del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

De acuerdo con el Informe Regional de Desarrollo Humano 2013-2014, presentado el mes pasado por la Organización de las Naciones Unidas, 8.8% de los mexicanos sí aprobaría acciones de “limpieza social”, mientras que 32.8% no las aprobaría, pero “sí entendería” que un determinado grupo asesine a gente considerada “indeseable”.

El capítulo 7 del reporte denominado Seguridad ciudadana con rostro humano: diagnóstico y propuestas para América Latina refiere que 58.3% de los mexicanos se opone de manera determinante al exterminio de grupos de la sociedad.

La publicación del documento de Naciones Unidas coincide con el hallazgo de 67 cuerpos en fosas clandestinas ubicadas en el municipio jalisciense de La Barca, en la frontera con Michoacán, el mayor descubrimiento de cadáveres en lo que va del gobierno de Enrique Peña Nieto.

FOCO ROJO. Activista denunció que la tolerancia al exterminio crece por el elevado nivel de inseguridad que se vive.

La divulgación del reporte se produce también a unos días de que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) emita una recomendación a autoridades mexicanas con motivo de un expediente enviado por organizaciones no gubernamentales en el que se denuncian actos de “limpieza social” en ocho ciudades del país: Acapulco, Ciudad Juárez, Tijuana, Guadalajara, Xalapa, San Luis Potosí, Chiapas y Ciudad de México.

Sobre los resultados de la encuesta del PNUD, la activista Nashieli Ramírez afirmó que la tolerancia hacia el exterminio se debe a los elevados niveles de inseguridad que actualmente se viven en México.

“Desde luego que la aceptación de actos de exterminio es un foco rojo que las autoridades mexicanas deben tomar en cuenta”, expresó Ramírez, quien participó en la integración del expediente llevado a la Comisión Interamericana.

“Los mexicanos estamos siendo presa del llamado pánico moral”, agregó la activista, y explica que se trata la reacción discriminatoria de una comunidad generada por el miedo a ser dañado en su integridad o en sus bienes, y que prefiere la desaparición de otro grupo minoritario que es visto como amenaza.

El clima de inseguridad es terreno fértil para la “limpieza social”, añadió la experta en derechos humanos y coordinadora de la organización Ririki Intervención Social. Los grupos estigmatizados son desde indigentes y gente en situación de calle, hasta drogadictos, asaltantes y narcotraficantes.

Intolerancia

El país latinoamericano que más favorece la “limpieza social” es Honduras, donde 32% de la población aprueba la eliminación de grupos “indeseables”.

Le siguen Guatemala, con 27.6% de la población favorable a medidas de exterminio; El Salvador, con 21.8% , y Ecuador, con 21%.

Las naciones que menos apoyan el exterminio son Chile, donde sólo 4.7% de la población apoyaría estas medidas extremas; Costa Rica, con 4.9%, y Argentina, con 5.8%.

El documento de Naciones Unidas señala que la pregunta planteada a los encuestados fue: “Si un grupo de personas comienza a hacer limpiezas sociales, es decir, matar gente que algunos consideran indeseables, ¿usted aprobaría que maten a gente considerada indeseable, o no aprobaría que la maten, pero lo entendería, o no lo aprobaría ni lo entendería?”.

El promedio regional arroja que 56.1% de los latinoamericanos se oponen a la limpieza social, mientras que 30.1% no lo aprueba, pero lo entendería, y sólo 13.8% lo aprueba tajantemente.

Comparte esta entrada

Relacionadas

Comentarios