La conmovedora despedida de una jirafa de su cuidador

Mario Eijs recibió una grata despedida, ya que como último deseo, pidió que lo llevaran al Zoológico de Rotterdam, en donde trabajó durante 25 años

COMPARTIR 
22/03/2014 14:48 Redacción/Fotos: Twitter

CIUDAD DE MÉXICO, 22 de marzo.- El Zoológico de Rotterdam, en Holanda, vivió una emotiva escena el pasado 19 de marzo. Mario, un hombre de 54 años de edad que trabajó la mitad de su vida en el recinto, fue diagnosticado con un tumor cerebral terminal, y pidió como deseo visitar por última vez a sus animales favoritos.

Gracias a la fundación holandesa, Ambulance Wish, Mario pudo recorrer nuevamente a los animales que cuidó durante varios años cuando se desempeñaba como limpiador de jaulas.

Lo más llamativo de la visita, fue la imagen de una de las jirafas que reconoció a Mario en su cama a lo lejos y acercó su cabeza para saludarlo por última vez.

Tras el breve recorrido, el ex trabajador debió volver al hospital por su delicado estado de salud.

Después de muchos olfateos, Mario recibió un lengüetazo en la nariz", dijo en un comunicado Olaf Exoo, colaborador de la fundación.

 jpg

 

Relacionadas

Comentarios