El IFAI en la FIL de Guadalajara

La FIL da desde hace años nicho a la transparencia cual termómetro de los latidos promisorios de la República

COMPARTIR 
Francisco Javier Acuña 08/12/2013 01:36
El IFAI en la FIL de Guadalajara

                A José Orlando Espinosa, presidente       de la Conferencia Mexicana para el Acceso a      la Información Pública (COMAIP).

 

La FIL de Guadalajara, el máximo evento cultural del continente americano, refleja el pulso (la sístole y la diástole) del empeño democrático nacional. En ese escaparate de novedades editoriales, acuden los referentes del pensamiento contemporáneo, intercambian reflexiones y vislumbran nuevas rutas para consolidar los remedios pacíficos a los enormes desafíos nacionales, y a pesar de las enormes medidas de seguridad que se tomaron cuando fue inaugurada, la FIL da desde hace años nicho a la transparencia cual termómetro de los latidos promisorios de la República.

Inevitablemente, repercuten en la FIL las resonancias paralelas de las jornadas parlamentarias del Congreso de la Unión que van —todo lo indica— directas a cristalizar las reformas: la Político-Electoral y, todo y todas para asegurar, la Energética (la madre de todas las expectativas y ambiciones nacionales y nacionalistas), por tanto, los nuevos escenarios del IFAI como nuevo órgano garante transversal de la transparencia nacional.

Mientras pasan los trámites finales de la aprobación de la reforma constitucional, la COMAIP y el IFAI no pueden perder tiempo, y eso parece que lo tienen claro y han de ser fieles centinelas de la asimilación de las nuevas reglas.

Mediante seminarios y encuentros entre el IFAI, su actual pleno y estructura, la COMAIP, las principales organizaciones de la sociedad civil como Fundar, Transparencia Mexicana, Artículo 19, la Red Rindan Cuentas, académicos del CIDE, la UNAM, otras instituciones de enseñanza superior y una lista de organizaciones de la sociedad civil, con tenacidad, han estado reclamando un escenario más consistente en la redacción infraconstitucional.

Así las cosas, falta ver cómo aterrizarán los alcances de estas ansiadas transformaciones que, al margen de polémicas, han sido la racha más fructífera de reformas urgentes e importantes que no habíamos podido sacar desde hace 20 años.

Los beneficios democráticos de este impresionante paquete de reformas estratégicas deben cuajar en leyes secundarias, salvándose de quedar aplazadas o descafeinadas de sus alcances más benéficos (según los consensos de senadores y diputados).

En ese contexto, se debe reconocer el papel de la COMAIP en favor de los equilibrios que posibilitan la subsistencia de la causa de la transparencia, por lo que el libro de Miguel Castillo, ex presidente de la COMAIP, que explica diez años de esa conferencia, es un legado. En breve culminara su mandato de comisionado del órgano de Yucatán, seguro tendrá mucho más que hacer por la causa desde otras trincheras. Adelante que falta mucho…

                *Analista

                Twitter: @f_javier_acuna

Comparte esta entrada

Comentarios