El mientamadres fue Madero

COMPARTIR 
Francisco Garfias 30/04/2014 01:12
El mientamadres fue Madero

El corderista Rogelio Carbajal estaba alarmadísimo. La transmisión en internet del debate entre los candidatos a la presidencia del PAN fue un desastre. La señal, pésima. El mentadero de madres, copioso. Las redes sociales crujían. Quejas, enojo, protestas, descalificaciones, sospechosismo.

En muchos lugares, por lo que entendimos, ni siquiera se alcanzó a ver.

El hombre se detuvo frente a Francisco Gárate, presidente de la Comisión encargada de las elecciones y responsable de que la transmisión se haya limitado a internet, para dar cuenta del desastre. Sacó su celular y comenzó a leerle mensajes en las redes sociales. “Es plan con maña”, “pésima transmisión”, “no entendimos nada”. Gárate se consoló. “EfektoTV rescató algo”.

 Tuvimos el privilegio de estar dentro del auditorio donde se llevó a cabo el evento. Fuimos de los diez invitados de Ernesto Cordero. Dos éramos ajenos al PAN: Manuel Feregrino, de Radio Fórmula, y este reportero. Los maderistas nos veían con extrañeza. Estábamos junto con Luis H. Álvarez, su esposa Blanca, Juan Manuel Oliva, Jorge Mendizábal, José Luis Luege...  

Madero llevó colaboradores y familia. Creel, Adame, Marko Cortés, Ricardo Anaya, Jorge Villalobos.

El debate resultó entretenido, pero al revés de lo que se esperaba. “El mientamadres fue Madero”, resumió una voz autorizada del panismo, ya al final del debate.

Y es que el candidato de la reelección fue más agresivo, el de la voz trémula y el ánimo exaltado. Manoteó en el atril varias veces. Se le escapaba la serenidad. Parecía el retador.

Recurrió incluso a ataques personales contra Cordero. “Te tardaste 107 quincenas cobrando en el gobierno del PAN antes de afiliarte”, reprochó al calderonista. Lo acusó también de haber duplicado el presupuesto del Edomex cuando Peña era gobernador y de “pavimentarle” el camino a la Presidencia de la República.

Cordero no se alteró. Jamás subió la voz, al grado de que a veces era difícil entenderle. Le dijo que los recursos que entregó como secretario de Hacienda se hicieron con apego a la ley.

“Vienes a manotear a los panistas en su casa, ojalá manotearas igual cuando sales a pactar con el PRI”, reviró, entre risas espontáneas que se escuchaban fuera del auditorio, el senador con licencia.

Él tampoco fue muy considerado con su adversario. Le dijo que el proyecto de reelección que representa es la continuidad de la división y el conflicto; de un partido sin rumbo que no se distingue del PRI; “la continuidad de una dirigencia encerrada en sí misma y alejada de la militancia”.

El tema de los moches parecía ideal para descalificar a Madero. Pero Cordero apenas lo mencionó. “En los gobiernos del PAN no había asignaciones discrecionales como las que tú defiendes a través de los moches”.

Fue todo lo que se dijo sobre el tema.

No hubo grandes pifias ni desempeños espectaculares de ninguno de los dos. Ambos se acusaron reiteradamente de apapachos al PRI y a Peña Nieto.

Cordero se presentó como el candidato de la Unidad del Cambio frente a “más de lo mismo”. Madero insistió en que es el abanderado del Camino Ganador.

Los tropiezos fueron más del lado de Madero. Uno se produjo cuando Cordero le sacó portadas de El Universal y la revista Proceso. Ambos con titulares que elogiaban a Peña Nieto.

El candidato de la reelección reviró: “Eso que presentas como pruebas contundentes son titulares que ponen los dueños de los periódicos para vender y que nada tiene que ver con el texto de la entrevista”.

Algunos de los invitados de Madero fruncieron el ceño.

Tampoco gustó a los azules las críticas que el de Chihuahua hizo a los gobiernos de Fox y Calderón.

Cordero cree que los problemas se crearon en 2012, y no, venimos arrastrándolo cuando no le cumplimos a la gente las expectativas cuando fuimos gobierno. Esa es una gran diferencia”, subrayó Madero.

Los equipos de ambos aspirantes se declararon triunfadores con base en encuestas que les llegaron o que mandaron a hacer.

Los de Madero se fueron a celebrar “el triunfo” al Radisson. Los de Cordero al Rodeo, junto a la Plaza México.

 Curioso, curioso... Luis Videgaray le echó ayer una manita a Madero.

Al hablar ante integrantes del Consejo Coordinador Empresarial, el secretario de Hacienda dijo que entre 2009 y 2012 —época de Cordero en esa dependencia— se hicieron devoluciones ilegales de impuestos. ¿Por qué se habrá esperado a declararlo hasta el debate de los aspirantes?

En política no hay coincidencias.

 Buscamos reacciones al caso de Alma Rosa Luna Martínez, la doctora a la que sus jefes en el Senado le pedían la mitad de su escuálido salario —22 mil pesos mensuales— y a la que tienen confinada en el abandonado consultorio adjunto del órgano legislativo, ubicado en la calle de Madrid.

Logramos hablar con el senador Raúl Pozos, presidente de la Comisión de Administración de esa Cámara. Reconoce que la doctora Luna se le acercó hace algunos días para plantearle el tema de las carencias que enfrentan en la calle de Madrid y las irregularidades que se registran en el área médica.

“Estamos recabando información para ayudar en lo que se pueda. Actuaremos dentro de la norma, sin descuidar el ángulo de la justicia”, puntualizó el campechano.

 Nos acercamos ayer al senador panista por Tamaulipas, Francisco Javier García Cabeza de Vaca, para preguntarle qué reacciones había tendido sobre la denuncia que hizo en el sentido de que los malosos lo quisieron levantar el pasado lunes, cuando se dirigía al aeropuerto de Reynosa para volar a la Ciudad de México. “Muchas llamadas de solidaridad”, nos dijo.

El hombre traía su celular en la mano, lo levantó y lo mostró. En la pantalla del dispositivo corría un video captado por una cámara fija de una balacera que cinco minutos antes se había producido al sur de Reynosa.

¡Bang, Bang, Bang, Bang..! El ruido es incesante.

En la pantalla se observaba una calle desierta. Un Tsuru estacionado. Las balas obligaban a todo el mundo a ocultarse. “Ese es el Tamaulipas que vivimos hoy”, comentó.

¿Y el gobierno? ¡Bien, gracias!

Ya muy noche nos enteramos del saldo de las balaceras: 14 muertos; diez malosos, dos policías y dos inocentes que nada tenían que ver.

                www.elarsenal.net

                http://panchogarfias.blogspot.com

Comparte esta entrada

Comentarios