Transacciones financieras

Se supone que la próxima semana, Francia y Alemania harán pública su posición con respecto al tema...

COMPARTIR 
Enrique Del Val Blanco 15/02/2014 01:06
Transacciones financieras

En varias partes del mundo, sobre todo en los llamados países emergentes, vuelven a sonar las alarmas por los ataques especulativos por parte de los bancos, quienes en lugar de dedicarse primordialmente a financiar las actividades productivas, se dedican a comprar y vender acciones o derivados, en una clara acción especulativa que cuanto más se realiza, mayores comisiones deja, producto del llamado corretaje o comisión por las operaciones.

Y lo hacen porque, tal como está estructurado el sistema financiero, perciben mayores utilidades por operar en las bolsas de valores —donde se pagan menos impuestos— que financiando inversiones productivas, además de gozar de mayor libertad para desplazarse a otros países en cuanto les conviene.

Precisamente, por este último punto, es muy importante que se logre establecer, por parte de los países europeos, el llamado Impuesto a las Transacciones Financieras (ITF), que ya es una propuesta de la directiva de la Comisión Europea, aprobada en septiembre de 2011, para fijar un impuesto de 0.1% a las transacciones en acciones y bonos, y de 0.01% a las operaciones con productos derivados.

En junio de 2012, los países más importantes de Europa, sumando 11, acordaron el lanzamiento de lo que ellos denominan una “cooperación reforzada” para la puesta en marcha del ITF.

A finales de diciembre pasado, los sindicatos europeos enviaron una carta al presidente francés, François Hollande, manifestando su preocupación porque después de año y medio de la aprobación del citado instrumento se ha avanzado muy poco e incluso hay rumores de que se está impulsando un proyecto de menores consecuencias, que originaría bajos ingresos para los gobiernos nacionales y les impediría cumplir con algunos de los objetivos que se han planteado atender con los recurso adicionales, como son la solidaridad internacional, la lucha contra el Sida y el cambio climático.

Se supone que la próxima semana, Francia y Alemania harán pública su posición con respecto al tema y, tomando en cuenta que son los dos países más poderosos del área, será muy importante lo que digan. Algunos ministros franceses ya se han referido públicamente al asunto, como han sido los señores Pascal Canfin y Pierre Moscovici, responsables de desarrollo y de economía, respectivamente, quienes han manifestado que ha llegado la hora de la decisión política.

Sin embargo, existen algunas dudas sobre si en realidad ambos países están listos para llevar a cabo dicho programa en los términos establecidos o están preparando una propuesta menor, ante la presión de la banca europea. Francia ya tiene un impuesto a las transacciones que no ha logrado el objetivo planteado, sobre todo porque los recursos obtenidos no se han destinado a acciones adicionales, sino que únicamente se han utilizado para compensar recortes presupuestales, lo cual demerita el objetivo fundamental del gravamen.

Los especialistas y defensores del ITF, los cuales son decenas de organizaciones no gubernamentales así como los sindicatos europeos, han manifestado que sería lamentable que sólo se sujetaran a dicho impuesto ciertos productos financieros, sacando de la base impositiva los derivados y las llamadas transacciones de alta frecuencia.

Una esperanza que se tiene es que la señora Merkel, como producto de su reelección, tuvo que pactar con su aliado político una declaración sobre el tema, que a la letra dice “incluir todos los instrumentos financieros, en especial las acciones, las obligaciones, las acciones de las sociedades financieras, así como también los productos derivados”.  Más claro no podía ser el acuerdo.

Por eso existe gran expectación sobre la reunión del día 19 de este mes entre los dos grandes de Europa, esperando que se llegue a buen fin con el proyecto y de ahí a implantarlo en toda la región y, lo más importante, a hacerlo extensivo a la comunidad internacional para que ningún país quede fuera del Impuesto a las Transacciones Financieras.

Comparte esta entrada

Comentarios

Lo que pasa en la red