Góbers preciosos… y sus campañas

Con la excusa de que vienen sus informes, cada gobernador puede utilizar medios regionales para promover las acciones de su gobierno.

COMPARTIR 
Ana Paula Ordorica 10/01/2014 02:16
Góbers preciosos… y sus campañas

En el periódico; en internet; en parabuses; en el DF; en el cine; en Sonora; en Tamaulipas; en la televisión; en radio… la lista de promocionales, entrevistas y anuncios de los gobernadores, unos más que otros, es larguísima.

Con la excusa de que vienen sus informes, las campañas de autopromoción marean. Ya sabemos que cada gobernador puede, legalmente según lo mandata el Cofipe en su artículo 228, fracción V, utilizar medios regionales para promover las acciones de su gobierno siete días antes de su informe y cinco después.

Entre los medios regionales no se toman en cuenta entrevistas, como las que aparecen en revistas como Cambio desplegadas por muchos más estados que sólo el del gobernador en cuestión. Tampoco son tomados en cuenta anuncios de cine ni páginas de internet. Por ello las campañas pueden ser legales, pero no dejan de ser abusivas.

Todo esto surge de un hueco gris que queda en la legislatura tras la Reforma Electoral de 2007 en donde el artículo 134 de la Constitución indica que “la propaganda, bajo cualquier modalidad de comunicación social, que difundan como tales los poderes públicos, los órganos autónomos, las dependencias y entidades de la administración pública... deberá tener carácter institucional y fines informativos, educativos o de orientación social. En ningún caso esta propaganda incluirá nombres, imágenes, voces o símbolos que impliquen promoción personalizada de cualquier servidor público”.

Por este artículo 134 debería estar prohibida la propaganda que hemos visto recientemente en todo el país de uno o dos gobernadores que aparecen abrazando niños, abriendo los brazos de par en par o simplemente sonriendo en la foto del parabús. Pero como no se hizo la modificación secundaria al Cofipe, los políticos se salen con la suya en cuanto a promoción personalizada.

Además ni el IFE ni ningún otro organismo tiene la facultad de castigar este tipo de acciones.

El tema deja de ser si es legal o no la sobre exposición en la que incurren algunos políticos. Desgraciadamente más de un gobernador usa o ha utilizado una campaña masiva de autopromoción escudada detrás del informe de gobierno.

Lo que se requiere es una mejor legislación. Sin embargo, lograrla será tarea complejísima dado que en la balanza esta la libertad de expresión vis a vis la promoción personal de los gobernates utilizando recursos públicos.

Apostilla: a propósito de gastos de comunicación, el martes en entrevista Frente al País, el diputado Arturo Escobar quedó en enviar el detalle de los gastos del gobernador de Chiapas en esta materia. Seguimos esperando que llegue esta información...

                Twitter: @AnaPOrdorica

Comparte esta entrada

Comentarios

Lo que pasa en la red