Se va solo a EU y sólo tiene 12 años

Salió de Michoacán y pasó por el Desierto de Sonora sin familiares para llegar a California a trabajar

COMPARTIR 
15/06/2014 04:46 Juan Arturo Salinas/ Corresponsal
Guillermo dice que se fue a EU porque  “en México nomás no la iba a hacer”. Foto: Juan Arturo Salinas
Guillermo dice que se fue a EU porque “en México nomás no la iba a hacer”. Foto: Juan Arturo Salinas

CIUDAD DE MÉXICO, 15 de junio.- A los 12 años, Guillermo ya conoce el camino entre Michoacán y Los Ángeles, California, a donde se fue a buscar un empleo. Sin familia ni conocidos  se aventuró con otros muchachos por el Desierto de Sonora para llegar al vecino país.

No le pagaron a ningún pollero “porque no traíamos dinero suficiente, lo que traíamos apenas nos alcanzaba para comer unos dos o tres días”, dice.

Se animó a dejar su hogar, irse de su casa e intentar vivir en otro país porque “ya en México nomás no la iba a hacer. Mi mamá ya no me iba a poder pagar la escuela en la secundaria, y yo la verdad veo que los trabajos están  muy jodidos, a nadie le alcanza y yo quería ganar dólares”.

Durante los seis meses en que trabajó en Los Ángeles, Guillermo se hizo pasar por hermano de un adulto que lo llevó a un restaurante, donde ayudaba a limpiar el piso y a acomodar las cajas de alimentos enlatados en los estantes.

Yo creo que me vieron con  buenos ojos porque desde tempranito ya tenía limpio el piso y les sacudía los anaqueles para que las latas no estuvieran llenas de polvo”, dijo.

Vivía en un departamento donde compartía el baño y dos recámaras con unos seis paisanos suyos, que iban y venían “y todos limpiábamos y poníamos un dinero para la renta”, dice.

Como Guillermo, miles de niños que emigran a EU lo han hecho solos, en busca de empleo, por huir de sus casas o para reunirse con algún familiar.

Trabajó durante casi medio año, desde finales de 2013, hasta que una redada de las autoridades migratorias estadunidenses lo detectó como un menor sin familia en Estados Unidos.

Todo empezó cuando la migra llegó a un bar que estaba al lado del restaurante, y ahí me acuerdo que trabajaba una señora que se llamaba Oralia, la escondió el dueño en la bodega, pero se metieron otras personas y los de la migra les echaron el aparato con el que se detecta el calor a través de las paredes y que los detienen, y luego a mí también me agarraron”, platica.

Retenido en un centro de detención donde permaneció dos días, fue deportado a Tijuana a donde llegó el pasado miércoles 11 de junio.

Al menos 17 mil menores que viajaron solos entre México y Estados Unidos fueron deportados a los albergues de Tijuana, donde se trató de reunirlos con sus familiares, de acuerdo con Uriel González, administrador del albergue YMCA para menores migrantes.

Por su procedencia, González indica que “identificamos a  Guanajuato, Michoacán y Oaxaca como de los puntos que siguen siendo de mayor expulsión de connacionales, entre ellos adolescentes.

Se aventuran solos, pero en otros casos son puestos en manos de los polleros por sus propios familiares, a riesgo de caer en las manos de redes de tratantes.

Nos causa esa sorpresa que aún con todas esas situaciones que se presentan de inseguridad en las regiones fronterizas siguen confiando en las redes de traficantes de personas como si fueran agencias de viajes. Los riesgos siguen estando ahí, como las altas temperaturas o las bajas temperaturas, que siguen siendo las causales de muerte de los migrantes y los perfiles de las redes de traficantes han cambiado un poco.”

Ahora, Guillermo espera la oportunidad de reunirse con su madre –a quien ya localizaron–, pero también espera volver a reunir dinero para volver a intentar ganarse la vida del otro lado.

Video Recomendado

Comentarios

Lo que pasa en la red