Senadores denuncian despilfarro de Manuel Oliva por más de 15 mil mdp

Los senadores Gerardo Sánchez y Miguel Ángel Chico Herrera demandan investigar a fondo al ex gobernador guanajuatense

COMPARTIR 
06/05/2014 13:33 Jaime Contreras Salcedo / Foto: Archivo Cuartoscuro

CIUDAD DE MÉXICO, 6 de mayo.- Despilfarro y corrupción por más de 15 mil 300 millones de pesos fueron las dos características claves del gobierno de Juan Manuel Oliva al frente de Guanajuato, del 2006 al 2012, mientras que la población de esta entidad se debate en la miseria, el hambre y la desatención de sus gobernantes, denuncian los senadores Gerardo Sánchez y Miguel Ángel Chico Herrera, quienes han elevado por separado sendos puntos de acuerdo para que la Cámara Alta genere una Comisión Especial Investigadora de la gestión de Oliva y sancione a todos los presuntos responsables.

Entre estos presuntos actos de corrupción se encuentran involucrados por ejemplo, la consuegra de Oliva, Elia Margarita Lona Calvo, a quien se le adjudicó en el DIF guanajuatense un contrato sin licitar por casi 2 millones de pesos para la adquisición de miel de abeja.

Sin embargo, los grandes negocios de Oliva y socios están en otro nivel: presuntas irregularidades en la compra de 933 hectáreas a ejidatarios por parte de su administración que se destinarían a la construcción de la Refinería Bicentenario, en donde estarían involucrados --dentro del programa total-- hasta 12 mil millones de pesos; el costo real de mil 700 millones de pesos para el llamado Expo Parque Bicentenario. Sólo de este inmueble se erigió una macroplaza por 227 mdp, una escultura ("La Victoria Alada") por más de 40 mdp, y una fuente de aguas danzantes, con un valor base de 15 mdp.

En los documentos analizados actualmente por las comisiones Anticorrupción y de Transparencia en el Senado, ambos legisladores advierten que hubo problemas importantes en el 2010, dentro de la gestión de Oliva, pues de acuerdo a la auditoría practicada por el Órgano Superior de Fiscalización, el gobierno guanajuatense de Oliva, a través del DIF estatal, adjudicó contratos a las empresas Impulsora Comercial Estrella e Impulsora Comercial La Espiga, ligada a dirigentes panistas locales por 150 mdp.

Se incluyen paquetes de útiles escolares en donde se dieron pagos irregulares “sin que se hallara evidencia del material comprado”.

También destaca la compra de más de 940 mil latas de atún caducadas y en mal estado y se pone de manifiesto que el DIF de Guanajuato dispuso de casi 1.3 mdp adicionales para sustituir el alimento caduco por latas de pollo.

En materia de salud, las cosas también fueron mal pues la Secretaría de la Gestión Pública detectó en el Instituto de Salud Pública de Guanajuato y en algunas áreas de la Secretaría de Salud local --involucrándose a 177 funcionarios estatales--, autorizando contratos a empresas fantasma como Mantenimiento Preventivo y Correctivo por casi 300 mdp por concepto de venta de equipo médico y “compras irregulares realizadas a a la empresa con licitaciones falsas por 238 mdp”.

En el Hospital General de Silao, añade uno de los puntos del acuerdo, existen denuncias de ocultamiento de información al Congreso local por inversiones en obras públicas por 561.4 mdp; de 27.4 mdp por diferencias en cuentas bancarias; 50 cheques sin localizar; un adeudo al Seguro Popular por casi 80 mdp; un desfalco por 294 mdp; todos estos presuntos actos irregulares suman casi mil millones de pesos.

Fg

Comentarios

Lo que pasa en la red