Caen ediles de Apatzingán y Tacámbaro por presunta corrupción

Uriel Chávez Mendoza es señalado por presuntos daños en contra de tres regidores; Noé Aburto Inclán por supuesta corrupción

COMPARTIR 
15/04/2014 23:34 Miguel García Tinoco
El alcalde de Tacámbaro, Noé Aburto (Foto: expresiondemichoacan.com)

APATZINGÁN, MICHOACÁN, 16 de abril.- Agentes de la Procuraduría General de Justicia de Michoacán detuvieron al presidente municipal de Apatzingán, Uriel Chávez Mendoza, por el presunto delito de extorsión.

Según información de esa dependencia, el alcalde de extracción priista fue requerido por su probable responsabilidad  en ese delito en perjuicio de los regidores Martín Gómez Ramírez, Ramón Santoyo Gallegos y Ricardo Reyna Martínez.

Los tres funcionarios municipales declararon ante las autoridades que Chávez Mendoza los condujo a ellos y otros regidores a un predio ubicado en la comunidad de Las Bateas, perteneciente a la demarcación de Apatzingán, donde se encontraban personas armadas que se identificaron como integrantes del grupo criminal Los Caballeros Templarios.

Según su declaración, los hombres armados les mencionaron que requerían de su apoyo económico para la compra de armamento, y ante las exigencias del grupo delictivo entregaron la cantidad exigida. 

La denuncia por el delito de extorsión fue presentada el pasado 6 de marzo, y por ello fue integrada la averiguación correspondiente.

Horas antes, alrededor del mediodía, Uriel Chávez Mendoza ordenó encarcelar al regidor Martín Gómez Ramírez por alterar el orden público.

El regidor informó lo anterior y aseguró ser víctima de una arbitrariedad, por lo que reiteró señalamientos contra el alcalde por presuntos nexos con el crimen organizado.

Según versión del regidor panista, se le retuvo su salario sin motivo alguno, lo que originó que se manifestara en la oficina de Uriel Chávez.

“Ahorita fui a cobrar el sueldo y por instrucción de él a la contadora se le dijo que le pagara a todos los regidores menos a mí, y yo me subo a la oficina de Uriel, me siento y le explico: ‘Tú podrías hacer eso cuando estaban aquí Los Caballeros Templarios; hoy ya no tienes esa autoridad.’”

Narró que su intención era mantenerse por varios minutos en la oficina principal de la  alcaldía, pero no se lo permitieron.

Contó que entonces dijo: “Voy a protestar, estoy en mi derecho, me voy a sentar en esta silla y no me voy a ir hasta que tú le hables a la contadora y como a todo regidor me paguen. Me senté, vino la PF y me arrestó por desorden público”.

Gómez Ramírez  indicó que el alcalde los obligaba a pagar fuertes cantidades de dinero de manera mensual como cuota para líderes de grupos delictivos.

“El presidente municipal cuando estaban Los Caballeros Templarios a todos los regidores nos quitaba 20 mil pesos al mes”, lo cual fue ya denunciado, dijo el regidor.

Martín Gómez Ramírez permaneció menos de dos horas en la cárcel preventiva de Apatzingán, y salió libre tras pagar una multa de 500 pesos.

Horas después de este incidente, Uriel Chávez Mendoza fue trasladado a las instalaciones de la Procuraduría de Justicia de Michoacán.

El otro caso

Ayer también se obtuvo una orden de aprehensión en contra del presidente municipal de Tacámbaro, Noé Aburto Inclán, por su presunta responsabilidad en el delito de peculado.

El funcionario está en libertad debido a que goza de dos suspensiones provisionales de amparo de la justicia federal.

Los señalamientos que se hacen contra Aburto son por el uso inadecuado de maquinaria propiedad del ayuntamiento con valor de dos millones 100 mil pesos.

Mediante su cuenta de Twitter, la Procuraduría General de Justicia del Estado de Michoacán se refirió así a ambos casos: “PGJE informa que procede contra los alcaldes Uriel Chávez Mendoza, de Apatzingán, y Noé Octavio Aburto Inclán, de Tacámbaro”.

Atacan a dos escoltas de funcionario

Dos policías ministeriales, asignados como escoltas del subprocurador de Justicia de Uruapan, Iván Martínez Gutiérrez, resultaron lesionados durante un ataque a balazos ocurrido en las inmediaciones de la Terminal de Autobuses de Morelia.

Los dos agentes circulaban sobre Periférico República cuando desde un vehículo en movimiento les dispararon con armas de fuego en diversas ocasiones, sin que pudieran repeler la agresión.

Las detonaciones ocasionaron el temor de transeúntes y de automovilistas que circulaban por la zona, y ante el desconocimiento de lo que sucedía se resguardaron por algunos minutos.

Como saldo del ataque los dos tripulantes de la camioneta resultaron lesionados; ambos escoltas fueron trasladados a hospitales de la capital michoacana, donde su estado se reporta como fuera de peligro.  

La camioneta fue llevada a las instalaciones de la Procuraduría de Justicia de Michoacán, mientras que en el lugar de la agresión se montó un fuerte dispositivo de seguridad donde participaron elementos policiacos federales y estatales para tratar de dar con los responsables del ataque.

La Procuraduría de Justicia del Estado ya inició con las primeras averiguaciones y no se descarta ninguna línea de investigación.

Ésta fue la sexta agresión contra agentes policiacos en el estado de Michoacán en lo que va del año.

Exmunícipe dice temer por su vida

El exalcalde de Tepalcatepec Guillermo Valencia dijo que tras presentarse voluntariamente a declarar en la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada para limpiar su nombre de los señalamientos por su presunta participación en alguna reunión con Servando Gómez Martínez, La Tuta, líder de Los Caballeros Templarios, hoy más que nunca siente amenazada su vida y la de su familia.

“A partir de ayer te aseguro que mi vida corre aún más peligro porque yo sé que no dije nada malo. Simple y sencillamente hice lo necesario para que quedara claro que soy una persona que nunca pactó ni acordó con criminales, pero quién sabe qué pensarán los criminales que todavía andan por ahí”, dijo.

El priista negó que haya delatado a alguien durante su comparecencia, porque no conoce a ninguno de los señalados como jefes del crimen organizado, y así lo mencionó en su declaración hecha ante la PGR, donde le preguntaron, añadió, si sabía de vínculos del exsecretario de Gobierno de Michoacán, Jesús Reyna, con La Tuta.

“Que si había estado en esa reunión o en alguna reunión, que si conocía algún vínculo de Reyna con criminales. Yo les dije que no, y es la realidad para mí. A lo que conozco a Jesús Reyna, es una persona íntegra, recta. No lo creo capaz de haber pactado con criminales”, afirmó.

Valencia aseveró que si Jesús Reyna se reunió con La Tuta, quizá fue bajo amenazas.

Asimismo, exigió a la senadora Luisa María Calderón una disculpa pública, al señalar que fue ella la que puso su nombre en los medios de comunicación como posible implicado en asuntos criminales, e incluso dijo que ella también debería comparecer por un video en la que la ligan con grupos de la delincuencia organizada.

 Ayer, luego de declarar por ocho horas y media, Guillermo Valencia, se retiró sin ningún cargo de las oficinas de la SEIDO, de cuya instalaciones salió aproximadamente a las 2:30 horas.

Fuentes ministeriales de la PGR informaron que el Ministerio Público Federal no encontró elementos en contra del político para vincularlo con grupos del crimen organizado.

Valencia se presentó la tarde del lunes en la sede principal de la PGR a las 13:15 horas para preguntar a la dependencia si contaba con algún expediente de investigación abierto en su contra, que lo vinculara con Los Caballeros Templarios.

La dependencia federal integra una averiguación previa para establecer relaciones de personas del ámbito político de Michoacán que pudieran tener relaciones con el grupo criminal predominante en esa entidad federativa.

Comentarios

Lo que pasa en la red