Decomisan 10 mil toneladas de madera

Se clausuraron 13 aserraderos y dos astilladoras en Michoacán. Confirma Alfredo Castillo operativos en cinco municipios

COMPARTIR 
12/04/2014 05:41 Miguel García Tinoco/ Corresponsal

MORELIA, Mich. 12 de abril.— Más de 10 mil toneladas de madera clandestina fueron decomisadas en Michoacán, en un aseguramiento considerado sin precedentes, que equivale a nueve mil árboles, con un valor comercial superior a los 14 millones 800 mil pesos.

El comisionado para la Seguridad y Desarrollo Integral de Michoacán, Alfredo Castillo, informó en su cuenta de Twitter que los operativos en los que participó personal de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente, Policía Ministerial y Secretaría de Seguridad Pública se efectuaron en los municipios de Tacámbaro, Queréndaro, Madero, Zinapécuaro y Charo.

Además de la madera clandestina confiscada, se clausuraron trece aserraderos, dos astilladoras, se inmovilizaron once vehículos, maquinaria y equipo utilizados en el aprovechamiento de la madera.

En el municipio de Tacámbaro se clausuraron dos aserraderos donde se encontraban 346 toneladas de madera en rollo de la especie pino, en ambos talleres se confiscó maquinaria utilizada para la transformación del recurso natural.

Personal de la SSP, Profepa y PGJE recorrió diversos aserraderos del municipio de Madero para revisar la documentación que acreditara la legalidad del producto, como resultado se detectaron cinco establecimientos con irregularidades, por lo que se procedió a colocar sellos de clausura en los mismos, se incautaron dos mil 675 metros cúbicos de madera, equivalentes a dos mil 273 toneladas,  así  como 11 vehículos utilizados para carga y transporte.

En Zinapécuaro y Charo se cerraron dos aserraderos; en ambos establecimientos  se localizaron más de tres mil toneladas de madera en rollo.

A 35 kilómetros de la capital michoacana, en las localidades de San José de la Cumbre y San José Lagunillas, pertenecientes al municipio de Queréndaro, se procedió a la clausura de cuatro centros de aserrío y se inmovilizó maquinaria diversa; en dichos establecimientos se ubicaron más de cuatro mil toneladas de madera en rollo de pino y oyamel.

Comunitarios padecen con la tala clandestina

Como referente, en Cherán, la población se levantó en armas en abril de 2011 y denunció que uno de sus principales conflictos era la tala clandestina en sus bosques, acción que atribuían a la delincuencia organizada.

En demanda de que las autoridades federales y estatales erradicaran la problemática, hombres, mujeres y niños establecieron barricadas en cada esquina del pueblo de Cherán para detectar a los camiones que ingresaban durante la noche a sus bosques para cortar los árboles.

Según los campesinos de la región, la delincuencia organizada acabó con un 50 por ciento de sus bosques y acusaron a sus autoridades municipales y corporación policiaca local de estar coludidas con los delincuentes y permitir el saqueo.

En la defensa de sus recursos naturales perdieron la vida o desaparecieron comuneros de la localidad, delitos que atribuyen a integrantes de grupos criminales. 

Fue hasta el 5 de febrero de 2012, casi un año después de que se levantaron en armas, que el Concejo Mayor Comunal tomó protesta, y no existe la figura de presidente municipal.

La población indígena de Cherán eligió a sus autoridades con base en sus usos y costumbres.  Con la elección del Concejo aseguran que han logrado casi por completo erradicar la presencia del crimen organizado en sus bosques.

Video Recomendado

Comentarios

Lo que pasa en la red