El regaño llegó en la reunión

La 77 Convención Bancaria sí tuvo un regaño. Fue al inicio de esta reunión que el regulador, el presidente de la CNBV, Jaime González Aguadé, recordó a los banqueros la necesidad de un mejor control de riesgos

COMPARTIR 
04/04/2014 03:35 José Yuste/ Enviado
En la 77 Convención de la ABM,  Jaime González Aguadé, titular de la CNBV, pidió un mejor control de riesgos. Foto: Claudia Aréchiga
En la 77 Convención de la ABM, Jaime González Aguadé, titular de la CNBV, pidió un mejor control de riesgos. Foto: Claudia Aréchiga

ACAPULCO.- La 77 Convención Bancaria sí tuvo un regaño. Fue al inicio de esta reunión que el regulador, el presidente de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), Jaime González Aguadé, recordó a los banqueros la necesidad de un mejor control de riesgos. 

El fantasma de Oceanografía estuvo al principio de la Convención.

Había sido el presidente del gremio bancario, Javier Arrigunaga, quien durante todo el día platicó sobre el fraude de Oceanografía a su banco, Banamex.

El director del Grupo Financiero Banamex sin tapujos señaló que en el fraude de Oceanografía a su banco sí faltaron controles. Incluso hasta tuvo una plática abierta con los reporteros.

Desde luego, el secretario de Hacienda, Luis Videgaray, fue quien puso el dedo sobre la llaga, pero también dando una palmada a Banamex.

Videgaray se refirió a Oceanografía recordando que fue Banamex la que dio a conocer el fraude, de manera oportuna, pero también dijo que los bancos deben tener una relación más cercana con el regulador para controlar mejor los riesgos. Hasta ahí llegó el tema Oceanografía. Por lo demás vinieron otros temas totalmente referentes a la Reforma Financiera y al crecimiento económico.

Desde la apertura de mercados en tarjetas de crédito (con más cámaras de compensación donde se espera que pongan más terminales puntos de venta) hasta temas de crecimiento económico, donde Videgaray insistió en políticas contracíclica y pidiendo a los bancos prestar más barato.

Muy atentos en la 77 Convención de los Bancos, los asistentes fueron otros, mucho más profesionales de la banca, incluso siendo dueños, y lejos se quedaron los años donde habían los Dones: Don Roberto, Don Antonio, Don José. Más bien hoy son directores y presidentes más profesionales.

En primera fila se vio a un Guillermo Ortiz, presidente de Banorte, que está mucho más tranquilo que cuando fue secretario de Hacienda o gobernador del banco central. Y siempre argumentando: “Nosotros sí prestamos”.

Ahí estaban los presidentes de bancos que están empujando los primeros lugares. En primera fila vimos desde Marco Antonio Slim Domit (Inbursa), quien busca expandirse tanto en el negocio corporativo como en el de  consumo, hasta un Marcos Martínez de Santander, con varios temas en la agenda competitiva, o Luis Peña, presidente de HSBC, quien compite dando buenos golpes con bajas tasas en créditos hipotecarios y tarjetas de crédito.

Otro que también estuvieron en primera fila, como Carlos Gómez y Gómez, de Santander, ahora más tranquilo desde que dejó la presidencia de los banqueros, o Carlos Hank González, presidente de Interacciones, muy atento a las nuevas  tendencias financieras y aprovechando nichos de negocios. También Luis Niño de Rivera, director de Banco Azteca, viendo una expansión en distintos rubros. Eso sí, señalaba Luis Robles, el presidente de Bancomer, hoy el banco con más activos del sistema: Javier Arrigunaga ha logrado aglutinar a todos los bancos.

Es cierto: Esta vez no llegaron los bancos peleados entre los de capital nacional y extranjero, entre los pequeños y grandes, entre los que recibieron apoyos y los que no. Quizá, decía algún maloso, los banqueros se unieron frente a un reto mayor para todos: la Reforma Financiera.

Relacionadas

Comentarios