Maderistas arrasan en la integración del nuevo Consejo Nacional del PAN

Este sábado se llevó a cabo la integración del nuevo Consejo Nacional del PAN, validado por la XXII Asamblea Nacional Ordinaria

COMPARTIR 
30/03/2014 08:00 Héctor Figueroa Alcántara

CIUDAD DE MÉXICO, 30 de marzo.- La integración del nuevo Consejo Nacional del PAN, validado ayer sábado por la XXII Asamblea Nacional Ordinaria, tiene una amplia mayoría de consejeros afines al presidente con licencia del partido, Gustavo Madero, y reduce a su mínima expresión al grupo del corderismo-calderonismo.

De acuerdo con los consejeros que se integraron como cuerpo colegiado ayer sábado, la alianza entre grupos cercanos a Madero, entre ellos los afines a Santiago Creel, obtuvieron más de 70 por ciento de las posiciones.

Mientras, los consejeros proclives a Ernesto Cordero Arroyo, no llegarían ni a 30 por ciento del listado, considerando deserciones recientes a este grupo como la de la senadora Gabriela Cuevas y el delegado en Benito Juárez, Jorge Romero y el líder del PAN del DF, Mauricio Tabe.

Esta situación crearía dos situaciones extremas: si Gustavo Madero fuera electo presidente el 18 de mayo tendría un Consejo Nacional totalmente a su favor, pero si el ganador fuese Ernesto Cordero tendría un cuerpo colegiado no proclive a su corriente.

Además, el escenario vivido ayer en la Asamblea plenaria y el Consejo hace prever que la amplia estructura en el PAN a favor de Madero pueda ser determinante para que el ex senador por Chihuahua resulte reelecto.

El Consejo Nacional es el órgano deliberativo por excelencia del partido, que toma decisiones de fondo sobre la actuación del instituto político en temas como la relación con el gobierno y sobre los procesos internos del PAN.

Además, con la modificación a los estatutos de agosto de 2013, al interior del Consejo Nacional se integrará una Comisión Permanente, que asumirá funciones que antes estaban a cargo del Comité Ejecutivo Nacional (CEN).

La Comisión permanente marcará las definiciones políticas del partido con otros institutos políticos y la relación con el gobierno federal, así como con los gobiernos de las entidades.

Entre los nuevos consejeros nacionales afines a Gustavo Madero Muñoz están el diputado con licencia Ricardo Anaya; el asambleísta Federico Döring; el director de la Fundación Rafael Preciado, Juan Molinar Horcasitas; el senador Jorge Luis Preciado; el delegado en Benito Juárez, Jorge Romero Herrera; la senadora Laura Rojas, el ex senador Marko Cortés y la diputada Beatriz Zavala Peniche.

Asimismo, destacan del lado de Madero, el senador Héctor Larios Córdova; la ex titular del INEA, María Dolores del Río, el ex senador Ulises Ramírez Nuñez; el ex candidato al gobierno de Coahuila, Guillermo Anaya y los consejeros recién integrados Arturo Salinas, José Isabel Trejo Reyes, Aurora de la Luz Aguilar Rodríguez y Adriana González Carrillo.

Del lado de Ernesto Cordero, quedaron integrados al nuevo consejo, entre otros, Fernando Torres Graciano; el diputado Francisco Domínguez Servién; el senador Francisco García Cabeza de Vaca, el senador Juan Bueno Torio, así como integrantes de la campaña de Cordero, como Enrique Cambranis, Adriana Díaz Lizama, Julién Rementería y Maki Esther Ortiz.

Menor presencia

El grupo del calderonismo, que ahora encabeza Ernesto Cordero tuvo una presencia mayoritaria en el Consejo Nacional del partido, desde la Asamblea Nacional de 2008, celebrada en Guanajuato, cuando en aquel entonces los grupos afines a Vicente Fox y al ex dirigente Manuel Espino perdieron la mayoría.

La fuerza del calderonismo en los órganos de dirección del partido ha venido decreciendo desde hace tres años con la llegada de Gustavo Madero, quien dejó en 2010 en segundo lugar por la dirigencia al ex secretario particular de Felipe Calderón, Roberto Gil Zuarth.

Con la realización ayer de la XXII Asamblea Nacional Ordinaria —el máximo órgano de decisiones del partido— inició en sentido estricto la renovación de los órganos cúpula de Acción Nacional, que culminará el 18 de mayo con la elección del nuevo dirigente y del Comité Ejecutivo Nacional (CEN).

Luego de la renovación del consejo, cerca de 218 mil militantes panistas inscritos en el padrón del partido elegirán el 18 de mayo por voto libre y secreto al nuevo presidente de Acción Nacional y al nuevo Comité Ejecutivo Nacional, entre las planillas que encabezan Madero y Cordero.

Los miembros del Consejo Nacional del PAN 2014-2016 fueron electos por primera vez en asambleas estatales y fueron ratificados de forma estatutaria por la asamblea.

Cabe destacar que Gustavo Madero y el senador Javier Corral Jurado fueron quienes promovieron en 2013 que los militantes panistas eligieran directamente a sus dirigentes.

 

Arrecia la guerra entre candidatos

La asistencia del presidente con licencia del PAN, Gustavo Madero, a la XXII Asamblea Nacional Ordinaria del partido provocó ayer una guerra de declaraciones entre Ernesto Cordero y su contendiente para la Presidencia del PAN 2014-2015.

Madero Muñoz afirmó que Ernesto Cordero no es consejero nacional del partido y por eso no tenía razón de ser su presencia en el evento, mientras que el ex secretario de Hacienda acusó a su contrincante de haber incumplido un presunto pacto para que ninguno asistiera.

Madero aclaró que nunca hubo un acuerdo escrito y que la presidenta del PAN, Cecilia Romero, los había invitado en calidad de candidatos a la dirigencia y a esa invitación es a la que había declinado, “en calidad de candidato”.

El ex dirigente panista puntualizó que su asistencia a la plenaria de Acción Nacional era en calidad de consejero ex oficio del partido y de presidente con licencia, puesto que en la asamblea se aprobó la cuenta pública de su gestión.

Cabe destacar que en la asamblea del PAN fue notorio el apoyo de los delegados hacia Gustavo Madero, quienes acallaron las porras de los seguidores Ernesto Cordero, cuyo grupo de apoyo era más reducido.

Mediante un comunicado, Cordero acusó a Madero de incumplir su palabra y de desatender el llamado de la presidenta nacional, Cecilia Romero, de abstenerse de participar en el encuentro para no afectar la equidad en la contienda.

Incluso la propia Cecilia Romero recordó, también en un comunicado, que desde que asumió la presidencia del partido invitó a ambos candidatos a dirigir el Comité Ejecutivo Nacional (CEN) a asistir a la Asamblea Nacional Ordinaria.

Por separado, ambos habrían declinado a la invitación como “candidatos” para dar paso a los trabajos institucionales del organismo político, más allá de las campañas a la presidencia de la dirigencia nacional, pero, se dejó claro que Madero, como ex presidente de Acción Nacional, estaba en derecho de asistir a la asamblea.

En entrevista se le preguntó a la lideresa panista si le sorprendió la presencia de Gustavo Madero en el encuentro, a lo que afirmó que no, porque tenía conocimiento de que lo haría.

Por separado, Madero aclaró que asistió en calidad de ex dirigente nacional, pues el “informe que se presentó fue el de sus tres años como presidente, amén de que soy consejero nacional ex oficio, por lo que mi presencia es legal”.

En Campeche, Cordero dijo  que el PAN no está de rodillas: “Yo voy hacer un presidente del PAN para hacer un presidente cercano a la militancia, para poner al PAN de pie, para regresarle su dignidad”.

 

Video Recomendado

Comentarios

Lo que pasa en la red