Exigen habitantes de Apatzingán la salida de su edil

Los ciudadanos acusan al presidente municipal, Uriel Chávez Mendoza e integrantes de su cabildo de sostener relación con integrantes de la delincuencia organizada

COMPARTIR 
03/03/2014 23:50 Miguel García Tinoco/ Corresponsal
Los ciudadanos acusan al presidente municipal, Uriel Chávez Mendoza e integrantes de su cabildo de sostener relación con integrantes de la delincuencia organizada. Foto; Especial

APATZINGÁN, Mich. 4 de marzo.- Entre gritos y consignas, habitantes de Apatzingán se manifestaron por segundo día consecutivo frente a Palacio Municipal para solicitar la salida de Uriel Chávez Mendoza, alcalde de dicha demarcación.

Los ciudadanos acusan al presidente municipal e integrantes de su Cabildo de tener relación con integrantes de la delincuencia organizada. En pancartas contra el munícipe se le adjudican secuestros y abusos cometidos hacia la población, principalmente hombres. “Fuera, fuera el alcalde, no te queremos, Uriel”, decían textual los mensajes que portaban mujeres de todas las edades.     

En tanto, un grupo afín al alcalde también se presentó en la Presidencia Municipal y respaldó al funcionario con pancartas.

El alcalde priista de Apatzingán señaló como principal incitador de la violencia en su contra al sacerdote católico Gregorio López, El Padre Goyo, quien ha sido uno de los principales impulsores de los grupos de autodefensa en la Tierra Caliente.

El Padre Goyo acusó un día antes que el funcionario municipal había mandado un sicario para que lo matara y el mismo sicario se lo dijo y le pidió más dinero.

Los manifestantes lograron ingresar a Palacio Municipal en busca del alcalde, elementos de la Policía Federal los acompañaban para que sus acciones no se salieran de control.

Los empleados del Ayuntamiento interrumpieron sus actividades, mientras que el edil Uriel Chávez tuvo que abandonar las instalaciones custodiado por elementos de la Policía Federal.

Las instalaciones de Palacio Municipal quedaron bajo el resguardo de las corporaciones federales.

En tanto,  Hipólito Mora, líder de las autodefensas de Buenavista Tomatlán, dijo no constatarle los secuestros que se le adjudican a Uriel Chávez Mendoza, pero sí acusó a los policías locales de Apatzingán de realizar los denominados levantones.

“Yo tengo un caso donde la policía de Apatzingán secuestró a tres muchachos que estaban conmigo en la autodefensa, los mandé a traer un documento a Apatzingán con un agente del Ministerio Público y de regreso casi frente a los soldados, un poco más adelante, la Policía Municipal los detuvo y entregaron a los templarios, afortunadamente se manejó de alguna forma que dio efecto y los liberaron creo a los 2, 3 meses y están con vida”, narró el autodefensa.

Debido a que no existe confianza en los elementos de las corporaciones policiacas locales que se encuentran en Tlaxcala bajo adiestramiento, se pronunció a favor de que sea finiquitado su contrato como oficiales y ya no retomen sus actividades de seguridad.

“No deben regresar a trabajar otra vez a los ayuntamientos”, expresó Hipólito Mora.

Relacionadas

Comentarios