¿Están relacionadas las lluvias con los temblores?

Pese a que es imposible predecir fechas y magnitudes, el profesor Shimon Wdowinski relacionó ambos fenómenos naturales

COMPARTIR 
16/05/2014 12:50 Redacción / Foto: Especial

Los 10 terremotos más fuertes del mundo

  1. 9.5 Terremoto de Valdivia de 1960
  2. 9.3 Terremoto del océano Índico de 2004
  3. 9.2 Terremoto de Alaska de 1964
  4. 9.0 Terremoto y maremoto de Japón de 2011
  5. 9.0 Terremoto de Kamchatka de 1952 (Rusia)   
  6. 9.0 Terremoto de Arica de 1868
  7. 9.0 Terremoto de Cascadia (Estados Unidos y Canadá) de 1700
  8. 8.9 Terremoto de Indonesia de 2012    
  9. 8.8-9.2 Terremoto de Sumatra Indonesia
  10. 8.8 Terremoto de Chile de 2010

CALIFORNIA, 16 de mayo.- En 2011, la revista National Geographic documentó la relación entre las fuertes lluvias, monzones y huracanes con temblores y terremotos.

Pese a que científicamente no se pueden predecir las fechas y magnitudes de los temblores, el profesor Shimon Wdowinski de la Universidad de Miami, relacionó ambos fenómenos.

El devastador terremoto de magnitud 7.0 que azotó Haití en 2010 ocurrió 18 meses después que el país fuera severamente castigado por huracanes y tormentas.

Otro fuerte temblor de 6.4 grados que remeció Taiwán en 2009 fue precedido por el tifón Morakot, que arrojó 2.9 metros cúbicos de agua en sólo cinco días, esto es el promedio de precipitación anual en San Francisco.

Según National Geographic y el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS) las lluvias no son causa de temblores y terremotos, sin embargo constituyen un factor que los desencadena, debido al proceso de erosión del suelo.

Wdowinski relacionó además el tifón Herb, que azotó en 1999 a Taiwán, con un terremoto de 7.6 grados en el país.

Los tifones sólo nos alertan y nos dan un preámbulo de un temblor”, dijo el profesor, “sin embargo la causa de ellos es el lento y continuo proceso de las placas tectónicas”.

¿Pueden ocurrir megaterremotos?

Según el USGS teóricamente sí, pero realmente no.

Teóricamente sí porque entre más grande sea la falla mayor será la intensidad del temblor; realmente no es posible debido a que no existe una falla tan grande como para que ocurra un sismo de más de 10 grados Richter.

La falla de San Andrés, por ejemplo, es de 800 millas de largo, para generar un temblor de 10.5 grados se necesita la ruptura de una placa sísmica varias veces más grande que ella.

El terremoto más fuerte registrado en la historia es de 9.5 grados Richter y ocurrió el 22 de mayo de 1960 en Chile, en una falla sísmica de casi mil millas de largo.

gak

Video Recomendado

Comentarios

Lo que pasa en la red