La exuberante casa de Cuauhtémoc Gutiérrez

El inmueble donde vive el exlíder del PRI destaca por su recargada decoración; cerca de Cuemanco

COMPARTIR 
04/04/2014 09:11 Arturo Páramo

Su sistema de contratación de edecanes para su servicio personal, incluyendo actos sexuales, data de al menos 11 años, cuando fue documentado por Excélsior

CIUDAD DE MÉXICO, 4 de abril.- La exuberancia de su casa es reflejo de su personalidad. Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre tiene su casa en Periférico Sur, cerca de Cuemanco y en ella destaca la fachada con cornisas de forma curva que evocan a las pagodas de Lejano Oriente.

Destaca del resto de las casas de la acera sur de la avenida por su volumen, lo recargado de la decoración de su fachada, la variedad de materiales. Sus barandales dorados también tienen forma de pequeñas pagodas. Las puertas de las cocheras y la puerta principal son de aluminio dorado. Los quicios de las ventanas sobresalen por su forma curva.

Tiene tres plantas, dos domos de acrílico y una pequeña columna del mismo material, y una terraza cubierta con una “velaría”, una especie de lona fija con postes y cables. Una jaula en forma cilíndrica fue construida en uno de los extremos. Dentro, la decoración es una desordenada mezcla de estilos.

Gutiérrez de la Torre ha sido uno de los políticos más polémicos de la Ciudad de México en los últimos 20 años.

Prácticamente no ha habido año en que no se haya visto envuelto en zafarranchos contra miembros de su propio partido. Sus compañeros Tonatiuh González y Cristian Vargas, y su hermana Norma, han tomado por asalto oficinas de la Asamblea Legislativa y de la Cámara de Diputados, oficinas del propio partido en el DF, e incluso del Comité Ejecutivo Nacional, destrozando el mobiliario.

Sus partidarios han suspendido asambleas del PRI haciendo volar sillas, han dejado heridos a correligionarios, como Rosario Guerra, e intentado tomar oficinas delegacionales y roto puertas de vidrio en la delegación Azcapotzalco.

El padre de Cuauhtémoc, Rafael Gutiérrez Moreno fue asesinado en 1987 por obra intelectual de su propia esposa. A partir de ahí, el control de la basura se repartió entre la familia. Fue en la década de los 90 que se erigió en el líder de la Unión de Pepenadores y logró llenar la ladera del volcán Cerro de la Caldera, al oriente de la ciudad, con basura.

Su intención, confió en 1995 en una entrevista con este reportero en la cima del volcán, era rellenar el cráter con desechos… si la autoridad se lo permitía. Eso no ocurrió, sin embargo afianzó su poder gracias al gremio de pepenadores en su propia planta separadora de Santa Catarina, y tiene el monopolio de trabajadores en las plantas separadoras de desechos del Gobierno de la Ciudad de México.

Dirigió el Movimiento Territorial del PRI, involucrado con grupos porriles en universidades capitalinas, y a través de esa organización mantuvo presencia constante en el partido.

Buscó obtener la jefatura delegacional de Iztapalapa para él y su partido. Lo intentaron también su madre Guillermina, y su hermana Norma. Ninguno lo logró. En cambio, Cuauhtémoc ha sido diputado local, diputado federal y prácticamente forzó al PRI a entregarle la presidencia en la capital.

Su sistema de contratación de edecanes para su servicio personal, incluyendo actos sexuales, data de al menos 11 años, cuando fue documentado por Excélsior. Eran los tiempos en que Gutiérrez de la Torres era diputado local. Desde entonces, al ser contratadas, a las seleccionadas se les informaba que entre sus labores se incluía acompañarlo a su casa en Periférico Sur, siempre que él lo solicitara.

Otra voz

Rosario Guerrario quien perdió la presidencia del PRI DFante Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre dijo a Adela Micha para Grupo Imagen Multimedia:

“La nota es que por primera vez el Comité Nacional está actuando. Es un tema que en el PRI se conoce desde hace muchos años.”

“Cuauhtémoc siempre ha  utilizado la violencia como forma de control político.”

“Siempre tenía la costumbre de contratar chicas, y sus ambientes eran de prostíbulos. Las contrata y les pide que se pongan faldas cortas y escotes profundos.”

Tras ser  golpeada por gente de Cuauhtémoc “no hubo investigación por parte del partido.”

“Se le ha mantenido en el partido por miedo”.

Alboroto en la ALDF

Con diputados del PAN y PRI en contra, los partidos de izquierda en la Asamblea legislativa (ALDF) aprobaron un punto de acuerdo para que Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre sea investigado y sancionado por presuntamente manejar una red de prostitución.

El punto presentado por la perredista Ana Julia Hernández generó polémica por la manera en que se redactó y desató acusaciones.

Solicitó a la Procuraduría General de Justicia (PGJDF) realizar una exhaustiva investigación para sancionar la posible comisión de delitos sexuales en los que pudiera resultar responsable Gutiérrez de la Torre.

También pidió al Instituto Electoral (IEDF) que “investigue y sancione el posible desvío de recursos públicos otorgados al partido, empleados para solventar la posible comisión de delitos denunciados”, punto que la priista María de los Ángeles Moreno pidió modificar  y fue a lo único que el PRD accedió. Ese punto de acuerdo llega a la Comisión de Derechos Humanos para que investigue de oficio.

Previo, Moreno expuso su inconformidad y solicitó que se modificara la redacción sin prejuzgar ni excederse en las atribuciones de la Asamblea, y se deslindara a su partido de posibles hechos cometidos por una persona. Exigió que sea la PGJDF la que determine los cargos y no los diputados de oposición, con condenas y sanciones anticipadas.

Jaime Ochoa, Tonatiuh González y Fernando Mercado, diputados del PRI apoyaron la moción aunque no evitaron mostrar apoyo a su líder con licencia.

Después de más de 40 minutos de discusión, las miradas se dirigieron hacia la curul del diputado del PRD, Rubén Escamilla, quien encabezó “un escándalo sexual” como delegado en Tláhuac

Federico Döring, coordinador de la bancada panista señaló que estos asuntos se miden con varas distintas entre PRI y PRD, pues a Escamilla se le protegió con fuero, por lo que se negó prestarse “a hacerle el trabajo al PRD de un linchamiento de alguien del PRI”.

Guerra de denuncias en la PGJDF

Una guerra de denuncias se desató ayer en la Procuraduría General de Justicia (PGJDF). El presidente local del PRD, Raúl Flores, y asambleístas de su partido denunciaron al exlíder del PRI-DF Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre.

En un escrito los perredistas señalan que el 2 de abril de 2014, en un programa noticioso se difundió un reportaje en el cual se le involucra en la comisión de hechos delictivos ya que presuntamente opera una red de prostitución dentro de su partido. Por lo anterior la PGJDF recibió la denuncia de hechos e inició una averiguación previa.

Por su parte, Gutiérrez de la Torre, a través de sus abogados, demandó al espacio informativo donde se difundió la noticia, por lo que la PGJDF también inició una averiguación previa. En ambos casos será la Fiscalía de Asuntos Especiales quien llevará las investigaciones.

El procurador del Distrito Federal, Rodolfo Ríos, explicó que investigarán si se configura el delito de trata de personas pero advirtió que por el momento sólo es una denuncia de hechos en contra del priísta.

“No podemos prejuzgar si existe algún delito o no, hemos tratado de ser muy respetuosos y cuidadosos en todas las averiguaciones previas que conocemos”, indicó el procurador.

Video Recomendado

Comentarios

Lo que pasa en la red