Muere el historiador Guillermo Tovar y de Teresa

A los 57 años de edad murió el autor de "La ciudad de los Palacios"; el deceso lo informó en su cuenta de Twitter, su hermano y titular de Conaculta, Rafael Tovar y de Teresa

COMPARTIR 
11/11/2013 10:42 Notimex
El historiador, Guillermo Tovar y de Teresa (Foto: Archivo Cuartoscuro)
El historiador, Guillermo Tovar y de Teresa (Foto: Archivo Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO, 11 de noviembre.- El historiador Guillermo Tovar y de Teresa, autor del libros como "La ciudad de los Palacios", murió hoy a los 57 años de edad, dio a conocer su hermano Rafael Tovar y de Teresa.

En un mensaje de "Twitter", el presidente del Consejo Nacional para la Cultural y las Artes (Conaculta) escribió: "Con dolor fraternal comparto con toda mi familia el fallecimiento de mi hermano Guillermo, Cronista de la Ciudad de México. Descanse en paz".

Semblanza

Historiador, melómano y preservador de tradiciones, el historiador Guillermo Tovar y de Teresa murió hoy, en esta ciudad, pero su legado lo mantendrá vivo en la memoria de "La ciudad de los Palacios", de la que tanto escribió.

Férreo defensor del patrimonio cultural y artístico mexicano, Tovar había sido reconocido en septiembre pasado por sus aportes al estudio de la época colonial, con el libro "Guillermo Tovar y de Teresa. Bosquejo bibliográfico", de Xavier Guzmán Urbiola, el cual recoge aspectos de su vida y obra.

Considerado uno de los personajes más extraordinarios de la cultura contemporánea, Tovar y de Teresa fue además de bibliófilo, un visionario talento, que lo llevó a encontrarse y a buscar a los hombres más dotados de su época.

Según él mismo contaba, de niño asistía a las tertulias que se realizaban en casa de Ernesto de la Peña, donde se habían conocido sus padres; se leían clásicos grecolatinos y convivía con personajes como Luis Barragán, Matiz Goeritz y Chuco Reyes, lo que amplió sus campos de estudio.

Yo decidí formarme por mi cuenta", solía decir con orgullo cuando recordaba que aún era un niño cuando empezó a ejercer puestos públicos, como asesor en materia de historia, de arte y sobre la Ciudad de México; de tal suerte que a los 15 años ya tenía una década de experiencia como historiador.

Se alejó de los cargos públicos en 1983? se convirtió, entonces, en cronista honorario de la Ciudad de México, cargo al cual renunció al año siguiente, para hacer de la crónica, el trabajo de un cuerpo colegiado", cita un texto publicado, en agosto pasado, por la revista "Siempre!".

Su labor, añade el referido material, acaparó la atención de los más connotados intelectuales que escribieron sobre el mayor conocedor del Virreinato, escrupuloso lector de poesía y crítico de nuestra historia literaria.

Por ejemplo, el historiador Luis González y González (1925-2003), quien se refirió al autor de "México barroco" con creciente admiración "ante sus fecundidad literaria y la excelencia de su obra".

Mientras que Octavio Paz (1914-1998) escribió: "La suya es una contribución esencial a la historia de las ideas que han formado a nuestra cultura y a nuestra nación", recuerda la publicación.

Por su parte, un artículo biográfico publicado en "Letras Libres", recuerda que en los últimos años publicó unos 30 libros profusamente ilustrados sobre el arte novohispano, entre los que destacan: "México barroco" (1981), "La ciudad de México y la Utopía en el siglo XVI" (1987) y "El arte de los Lagarto, iluminadores novohispanos de los siglos XVI y XVII" (1988).

También, "Bibliografía novohispana de arte" (dos vols., 1988) y "Los escultores mestizos del Barroco novohispano" (1991).

ogz

Comparte esta entrada

Relacionadas

Comentarios