CIUDAD DE MÉXICO, 5 de mayo.- Un récord mexicano de hace 15 años y dos top ten son la herencia de la Copa del Mundo de Marcha realizada este fin de semana en China, en la que los mejores resultados nacionales fueron obra de andarines  que decidieron no alinearse al programa de trabajo que la Comisión Nacional de Cultura Física y Deportes (Conade) y la Federación Mexicana de Asociaciones de Atletismo (FMAA) comenzaron el 8 de marzo.

El récord fue de Guadalupe González, de 25 años, quien terminó en el lugar 16 con 1:28:48 horas para batir la marca que Graciela Mendoza (1:30:03) impuso el 2 de mayo de 1999 en la Copa del Mundo de Deauville, Francia.

“Ella fue leal a su entrenador (Juan Hernández) y declinó integrarse al grupo como estaba establecido”, reveló José Alvarado, coordinador del programa nacional de marcha.

El entrenador designado por las autoridades fue Ignacio Zamudio, quien entrena a Yanelli Caballero, quien en China quedó en el sitio 40, a más de cuatro minutos de González.

En la rama varonil, el mejor resultado en 20 kilómetros fue de Omar Segura, quien terminó octavo con 1:20:03 horas. Él tampoco se integró al grupo de trabajo de la FMAA-Conade bajo la dirección de Pedro Aroche; Segura decidió mantener sus entrenamientos al lado de Éder Sánchez  y bajo el mando de Graciela Terán.

“Si hubiéramos designado a la señora Terán como entrenadora, Éder y Omar se habrían adherido al programa; pero otros hubieran declinado. El problema es que están acostumbrados a trabajar en grupos”, dijo Alvarado.

El responsable de la marcha mexicana dijo que en dos meses no se puede cambiar el rumbo de la disciplina, y respaldó el trabajo de los entrenadores que designaron las autoridades.

“María Guadalupe iba a dar el mismo resultado con el entrenador que la ponga. Ella decidió ser leal a su entrenador de siempre, pero no quiere decir que los entrenadores que designamos no sean capaces”, afirmó. Alvarado.

Lo que admitió es que con los buenos resultados de los atletas que entrenan por separado, ahora será más difícil la unificación de la marcha nacional. Además, dijo que quienes ingresaron al programa unificado deben evitar cometer errores para dar los mejores resultados en el Campeonato Nacional, de agosto, que será selectivo a los Juegos Centroamericanos y del Caribe (JCC) de noviembre en Veracruz.

Alvarado confió en que se trabajará con más seriedad también de parte de las autoridades dentro del programa unificado, y que en las próximas competencias él pueda viajar para ser testigo de los avances o fallas en la competencia o entrenamientos.

“No había cupo para su servidor, esperemos que para la próxima haya más oportunidad de evaluar a la hora de la competencia para conocer qué factores intervinieron en el mal resultado, que va desde mala estrategia, amonestaciones o mala preparación”, argumentó desde México.

En los próximos días, habrá una reunión para que los entrenadores entreguen reportes de lo sucedido en China y se comience a trabajar rumbo al selectivo de los Centroamericanos, la competencia más importante del calendario para los mexicanos.