El cándido Jorge y su esposa desalmada

COMPARTIR 
José Cárdenas 08/05/2014 01:31
El cándido Jorge y su esposa desalmada

La podóloga chiva hunde al che técnico. Está de la patada eso de que La Volpe le “llegó” a la Belén Coronado en toalla —y sin calzones—, por lo cual la “staff” femenina del Guadalajara se “sintió” agredida, atacada y lastimada —aquel 18 de abril—, cuando el técnico del Rebaño Sagrado supuestamente le pidió “masaje con calambre”…

El caso La Volpe es un manjar; vende. Tiene todos los ingredientes para saciar el apetito insaciable por el escándalo…

–¿Por qué?

Primero, Chivas Rayadas del Guadalajara es el club de futbol más popular de México, por lo cual vale una fortuna calculada en 500 millones de dólares… a pesar de ser una empresa endeudada. Segundo, el equipo estaba dirigido por un técnico rudo y medio… ¿un auténtico villano favorito? Tercero, aparece una dulce y humilde joven trabajadora, sin mancha ni sospecha, víctima ideal de un culebrón digno de la tele “abierta” en horario triple A. Cuarto, se dice que Chivas tiene un cándido dueño y una esposa desalmada… extravagante y metiche. Quinto, porque hay mentiras disfrazadas de verdad.

La denuncia por acoso —grave de por sí— alimentó desde el principio el morbo y la especulación de los medios. Jorge Vergara soltó detalles de la supuesta falta cometida por La Volpe; el acusado se defendió al negar los hechos y acusar a la señorita Belén Coronado de usurpar las funciones de los masajistas del equipo… y deslizó el nombre de Angélica Fuentes de Vergara como una mala influencia extrafutbolera para el equipo; denunció un complot para sacarlo del camino, para no pagarle tres millones de pesos por recesión de contrato.

El dueño del Guadalajara descarta la conjura: “No necesito inventar historias para correr a nadie”. Por cierto, Vergara es experto en despedir entrenadores. Desde el 31 de octubre de 2002, cuando “compró” 87% de las acciones de Chivas —contra la voluntad de los socios minoritarios del Club—, ha pasado “por las armas” a 17 técnicos... pero el despido fulminante de La Volpe no es un despido cualquiera.

La justicia avanzará… las serias acusaciones de Belén Coronado deberán ser investigadas; ambos darán su versión y vendrá la sentencia. No habrá lugar para arreglos. Ambas partes han descartado cualquier posibilidad de recurrir a la llamada “justicia alternativa”, contemplada en el Código Civil de Jalisco. “El asunto” deberá llegar hasta las últimas consecuencias porque —a estas alturas— un acuerdo incriminaría a ambos protagonistas…

En este juego, hay mucho en juego…

El proceso será largo y el desenlace no saldará los daños causados desde ahora. De entrada, La Volpe ya fue incinerado en la plaza pública… está apestado y profesionalmente es un paria…  aun cuando para la ley sea inocente hasta demostrar lo contrario mediante un debido proceso.

En pocas palabras, hay que ser prudentes y esperar la defensa del acusado quien va a pelear a muerte por limpiar su imagen ante la sociedad… pero sobre todo ante sus hijas y esposa.

No se vislumbra el típico “ahí muere”… y menos un sospechoso arreglo económico. Esto ya no es cuestión de “lana”.

TIEMPO EXTRA: ¿De veras usted cree que la denuncia de la señorita podóloga no es un plan con maña urdido desde la oficina de quien verdaderamente manda en Chivas? Ya veremos…

                Twitter: @JoseCardenas1

                www.josecardenas.com.mx

Comparte esta entrada

Comentarios