Interna PAN

Acción Nacional depuró su padrón: al 13 de mayo de este año, el listado nominal panista asciende a 217 mil 476 militantes.

COMPARTIR 
Javier Aparicio 17/05/2014 01:20
Interna PAN

Este domingo 18 de mayo será la primera vez que los panistas elegirán a su dirigente nacional mediante el voto directo de su militancia. En febrero de 2012, poco más de medio millón de militantes y adherentes del PAN eligieron a Josefina Vázquez Mota como candidata a la Presidencia, quien entonces obtuvo 54% de los votos frente a 39% de Ernesto Cordero.

Para esta elección interna las cosas serán diferentes, puesto que el PAN depuró (por así decirlo) su padrón: al 13 de mayo de este año, el listado nominal panista asciende a 217 mil 476 militantes.

¿Dónde están los panistas? Ocho entidades concentran casi la mitad de la militancia registrada (48.6%): Jalisco tiene 20 mil 717 militantes (9.5% del total), Veracruz (7.7%), Estado de México (7%), Puebla (6.2%), Nuevo León (5.3%), Guanajuato (4.9%), Sinaloa (4.1%) y Michoacán (3.8 por ciento).

¿Dónde han estado los panistas antes? Un registro confiable y reciente de las simpatías por el PAN a lo largo del país fueron los votos obtenidos por Josefina Vázquez Mota en 2012. En siete de las ocho entidades listadas arriba, la candidata panista consiguió 53.2% de los 12.7 millones de votos que obtuvo en todo el país: Estado de México aportó 1.25 millones de votos (9.8% del total), Veracruz (9.4%), Jalisco (8.7%), Guanajuato (7.4%), Distrito Federal (6.6%), Nuevo León (6.3%) y Puebla (5%).

Como se puede apreciar, hay una estrecha relación entre el porcentaje de votos obtenidos por el PAN en cada entidad en 2012 y el tamaño relativo de su militancia hoy día. Por esta razón, es posible comparar ambos datos para identificar las entidades donde el padrón de militantes panistas creció o disminuyó más de lo esperado. Puebla y Jalisco, por ejemplo, hoy tienen más militantes registrados de lo que uno esperaría dados los resultados de 2012: Puebla aportó 5% del voto panista en 2012, pero hoy tiene 6.2% de la militancia nacional. Por su parte, Jalisco aportó 8.7% de votos en 2012 y hoy registra 9.5% de la militancia.

Por otro lado, en el Distrito Federal y Guanajuato tienen hoy menos militantes de lo que uno esperaría: el Distrito Federal representó 6.6% del voto panista en 2012, pero hoy sólo aporta 3.8% de la militancia. Guanajuato aportó 7.4% de votos en 2012 y hoy sólo cuenta con 4.9% de la militancia.

¿Cómo explicar estas diferencias? Es difícil saberlo con esta información solamente. Quizá los panistas de Puebla y Jalisco no perdieron el entusiasmo por su partido tras la derrota de 2012. Quizá los panistas de la capital y el Bajío se desilusionaron mucho y no quisieron renovar su militancia en 2014. Otra posibilidad es que la estructura del partido hizo esfuerzos concretos por inflar el listado nominal en unas entidades y desinflarlo en otras.

Un padrón electoral sesgado puede tener consecuencias importantes en los resultados de una elección, sobre todo si hay bajos niveles de participación. Cuando la tasa de participación electoral es baja, el voto duro o la maquinaria de movilización electoral de cualquier partido se hacen notar con más fuerza.

En una contienda electoral, casi todos los partidos políticos exigen las mayores facilidades para que vote el mayor número de ciudadanos y acusan a sus rivales de comprar o coaccionar votos. De ahí la importancia del sufragio universal y contar con un padrón electoral confiable. Paradójicamente, cuando se trata de elecciones internas, pocos partidos políticos muestran un entusiasmo similar por contar con elecciones abiertas al mayor número de militantes, simpatizantes o ciudadanos, y acaban inclinándose por procesos más cerrados.

Los líderes partidistas dicen temer la injerencia de simpatizantes de otras fuerzas políticas si realizan elecciones internas abiertas. En realidad, es más probable que teman padecer en la elección interna de las propias mañas y artilugios que ellos mismos implementan en las elecciones generales. También es probable que los líderes partidistas teman que las preferencias de sus simpatizantes no coincidan con las de ellos. Ojalá que los panistas no desperdicien la oportunidad de hacerse oír mañana.

                Twitter: @javieraparicio

Comparte esta entrada

Comentarios

Lo que pasa en la red