Mexicanos avalan candidatos independientes

Seis de cada 10 consultados está de acuerdo con su participación en procesos electorales, revela la encuesta BGC-Excélsior; 47% dice que confía más en ellos que en los de partidos políticos

COMPARTIR 
26/05/2014 05:54 Ulises Beltrán y Carlos Jager / BGC, Beltrán, Juárez y Asociados

CIUDAD DE MÉXICO, 26 de mayo.- Se avala la participación de candidatos independientes en las elecciones de Presidente de la República, legisladores y gobernadores. Se percibe que los requisitos establecidos para permitir las candidaturas independientes son excesivos o exagerados y domina la idea de que las leyes secundarias aprobadas en esta materia buscan inhibir su aumento, según revela la encuesta nacional BGC-Excélsior.

La participación en las elecciones de candidatos ciudadanos o independientes, tanto en el ámbito federal como en el estatal, es bien recibida por la población con teléfono en su vivienda: más de dos terceras partes avalan que personas ajenas a los partidos políticos compitan a cargos de elección popular (gráfico 1)como Presidente de la República (66%), gobernador, senador o diputado (64%, respectivamente).

Cerca de la mitad (gráfico 2) confía más en los candidatos independientes (47%), que en los emanados de los partidos políticos (24%).

La gran mayoría (gráfico 3) considera inadecuados los requerimientos establecidos en las leyes secundarias para obtener una candidatura independiente. En este sentido, se califica como excesivo o exagerado que el interesado en participar en la elección presidencial sin un partido político deba reunir 780 mil firmas de electores (77%), sólo pueda utilizar 33 millones de pesos de dinero privado para ese fin (75%) y que estas firmas deban provenir de al menos 17 estados de la República (60%).

En este contexto, no sorprende que se perciba la reciente reglamentación  (gráfico 4) como un obstáculo para evitar que los ciudadanos participen bajo esta figura en las elecciones (70%).

Las multas y penas recientemente aprobadas para quienes no cumplan con las nuevas reglas electorales logran un amplio consenso en la población (gráfico 5). Nueve de cada diez respaldan que se multe hasta con 300 mil pesos y hasta 15 años de cárcel a quien utilice fondos de procedencia ilícita para las campañas políticas (93%); se sancione con prisión o multas tanto a los servidores públicos que presionen a sus subordinados a votar por algún candidato o partido (91%), como a los que condicionen la entrega de beneficios de programas gubernamentales a cambio de votos (90%).

 De igual modo, la opinión pública avala que sea causal de anulación de elección, que se compruebe que el ganador utilizó dinero de procedencia ilícita en sus gastos de campaña
(80%).

La prohibición del uso de artículos promocionales de plástico en los procesos electorales (gráfico 6) y la ampliación del derecho al voto de los mexicanos que residen en el extranjero son medidas bien vistas por la población (acuerdo 82% y 70%, respectivamente).

Sobre otros aspectos de la reforma, se sostiene el acuerdo, tanto con que se incremente a 3% el mínimo de votos que un partido debe obtener para conservar el registro (62%), como con la creación del Instituto Nacional Electoral (gráfico 7).

La reelección inmediata de legisladores y presidentes municipales continúa siendo la medida más impopular de esta enmienda constitucional, siete de cada diez la desaprueban.

Tras informar sobre los principales contenidos de la reforma y su legislación secundaria, se registra un incremento en la aprobación de la misma. Con respecto a abril, aumenta de 43% a 60%, mientras que el rechazo disminuye a 34% (gráfico 8).

Comentarios

Lo que pasa en la red