Mexicanos ven a maestros mal preparados

Preocupa a encuestados la falta de capacitación y el ausentismo de los docentes; 41% considera mal o pésimo su nivel de conocimientos; 24% dice que es regular

COMPARTIR 
19/05/2014 09:34 Ulises Beltrán Y Alejandro Cruz/ BGC, Beltrán, Juárez y Asociados

CIUDAD DE MÉXICO, 19 de mayo.- Este mes en el que se celebra a los maestros, la percepción popular sobre los docentes dista de ser la mejor. Se les reconoce buen trato a los niños y jóvenes, pero se les ve como el principal factor de la deficiente calidad educativa en el país. Especialmente se cree que están mal preparados, con conocimientos insuficientes, además de problemas de ausentismo y excesiva influencia de su organización sindical, según se observa en la más reciente encuesta telefónica nacional BGC-Excélsior.

La población cuenta con opiniones diferenciadas sobre la labor de los maestros en México. Se evalúa favorablemente el trato que dan a los estudiantes, pero se cuestiona el nivel de preparación que poseen para impartir clases (gráfico 1). Así, por ejemplo, se califica el trato de los maestros de educación básica a sus alumnos como excelente o bien (53%), es el renglón mejor evaluado entre los factores analizados que influyen en la calidad educativa. En cambio, 41% califica como mal o pésimo y 24% como regular el nivel de conocimientos de los maestros. Sólo 34% les da una nota positiva.

Precisamente, la opinión pública tiende a ver a los maestros cómo la fuente principal de problemas en la educación pública. Espontáneamente la falta de capacitación de los mentores (26%) y su ausentismo (14%) aparecen como los problemas más mencionados que deben ser atendidos de manera inmediata, señalados más que la mejora de los planes de estudio o de las instalaciones escolares (gráfico 2).

Si se le presenta a la población una lista de posibles causas que influyen en la baja calidad educativa (gráfico 3), nuevamente la insuficiente preparación del magisterio se ubica como la más señalada (34%), seguida por la excesiva intervención del sindicato en la conducción de la política educativa (28%).

Una vez puesta en marcha la Reforma Educativa, los mexicanos todavía no aprecian resultados relevantes para mejorar el desempeño magisterial. Al igual que en otros aspectos de la actividad educativa que son objeto de la reforma, la mayoría (gráfico 2) cree que se está logrando poco para tener a los mejores maestros al frente de los grupos escolares (50%).

Las opiniones están muy divididas sobre cuánto tardará la Reforma Educativa en capacitar mejor a los maestros. Con todo, algo más de dos terceras partes tienen la esperanza de que sea este año o a más tardar a fines del presente sexenio que se logre capacitar mejor a los docentes.

Se piensa que los sueldos que reciben los profesores en México alcanzan un nivel entre normal (38%) o bajo (35%) en relación con el tiempo y la naturaleza de su actividad laboral (gráfico 5). La percepción de que es un sueldo normal ha repuntado significativamente, en tanto que ha retrocedido la impresión de que los ingresos de los profesores son altos. En comparación con otras actividades, el salario de los docentes tiende a ser visto principalmente como normal (4 de cada diez así opinan).

Se observan posturas encontradas sobre si el reciente incremento de 6% al sueldo de los maestros es adecuado (gráfico 6) para sus necesidades (adecuado/en parte, 56%; no es adecuado, 42%).

La profesión docente no es de las más deseadas por los padres de familia para que sus hijos se dediquen a eso (gráfico 7). En comparación con la profesión médica o la abogacía, anheladas por 37% y 14%, respectivamente, de los padres, sólo 4% prefiere que sus hijos se conviertan en profesores.

Relacionadas

Comentarios