Ven poco valorado el legado de Gabriel Vargas

Guadalupe Appendini, viuda del creador de La Familia Burrón, dice que ha ofrecido su acervo a Conaculta, pero la institución no se ha interesado; conmemoran cuarto aniversario luctuoso

COMPARTIR 
26/05/2014 04:31 Jesús Monje

CIUDAD DE MÉXICO, 26 de mayo.- La biblioteca personal del historietista Gabriel Vargas (1915-2010) fue donada por su viuda, la periodista Guadalupe Appendini, a la Fundación del Instituto Mora, en la que se encuentra junto a la obra del historiador Ernesto de la Torre Villar; esto a cuatro años de la muerte del creador de La Familia Burrón.

Appendini señaló a Excélsior que el gobierno federal no le ha dado el valor ni el lugar que Vargas merece e, incluso, detalló que fue a Conaculta para ofrecer el legado del caricaturista y hasta el momento “se ha ido en puras promesas” y no hay nada concreto a su petición.

Apuntó que se han llevado a cabo homenajes a diferentes personajes ya fallecidos, pero nunca se ha hablado de Gabriel Vargas, como lo merecería, ya que todo el pueblo mexicano conoce su obra y habla de él.

“He tocado varias puertas, tanto del gobierno como de particulares, para que custodiaran este importante patrimonio cultural de y para la nación, sin ninguna respuesta”, añadió.

De Estados Unidos hubo propuestas, agregó la ensayista, para quedarse con la obra. “Pero yo sabía que a Gabriel no le hubiera gustado que su trabajo estuviera en otro país que no fuera su México, por lo tanto deseché dicha oferta”, expresó.

La autora de Pinceladas de historia. Personalidades de México del siglo XX recordó cuando colaboró en Excélsior durante 46 años y tuvo una carrera fructífera con 12 libros publicados, siempre apoyada por el maestro.

“No sólo lo recuerdo el 25 de mayo (día de su muerte), siempre lo tengo presente. Fue el mejor de los esposos y un verdadero caballero. Como dijo Vicente Quirarte, fue ‘el ultimo caballero andante del siglo XX’, fue ‘El Cronista del Pueblo’”,  indicó.

Expresó que, afortunadamente, don Gabriel vivirá siempre, ya que se le ha reconocido en escuelas de Hidalgo, su estado natal, y le han hecho homenajes en el Museo del Estanquillo.

Aseguró además que en la calle de Regina hay un mural con personajes de la familia Burrón, que es muy visitado.

La viuda comentó que hace cinco años, en la Alameda Central, fueron colocados los personajes de la familia Burrón en una banca y tuvieron éxito; sin embargo, desconoce cuál fue su destino y se pregunta dónde están.

Dijo que es triste ver que las autoridades local y federal se han olvidado del legado de Vargas. “Me pregunto por qué tienen tan olvidado a Gabriel, considerando que desde los 13 años, al conocer el gobierno de esa época su trabajo, le concedió una beca, que no aceptó, para  irse a estudiar a Francia; y lo que pidió a cambio fue que se le consiguiera un trabajo en Excélsior.

Al preguntarle sobre la venta de material del maestro en el mercado negro, Appendini respondió de forma concreta. “Las personas físicas y/o morales que estén haciendo negocio con cualquier personaje con las características físicas y sicológicas de los de La Familia  Burrón están haciendo un gran fraude, ya que son de mi propiedad. Yo soy la única y exclusiva titular de los derechos sobre los personajes creados por mi cónyuge”, dijo.

Appendini recordó cuando conoció al maestro. “Nos casamos el 25 de mayo de 1977. Como Gabriel trabajaba, yo seguí escribiendo e, incluso, a la fecha estoy por presentar Tlalpan lugar Histórico. Después que él muriera seguí escribiendo varios libros”, expresó.

Finalmente, prometió que seguirá luchando porque el nombre de Gabriel Vargas tome el lugar que se ha ganado gracias a su trabajo, “a sus personajes y a su gran talento” y obtenga el reconocimiento “que el pueblo de México le seguirá dando, a pesar de que sus gobernantes lo tengan olvidado”.

Relacionadas

Comentarios