14ª Bienal de Arquitectura de Venecia: condenados a la modernidad

Parafraseando al Nobel de Literatura Octavio Paz, los proyectistas Julio Gaeta y Luby Springall desarrollaron una exposición histórica, que revisa un siglo de arquitectura mexicana, con la cual ganaron el concurso para representar a México en el mayor encuentro de su género, que se realizará del 7 de junio al 23 de noviembre en la ciudad italiana

COMPARTIR 
20/01/2014 03:31 Sonia Ávila

CIUDAD DE MÉXICO, 20 de enero.- Con un repaso visual de los últimos cien años de construcción en México, titulado Condenados a ser modernos, los arquitectos Julio Gaeta y Luby Springall, junto con la historiadora Catherine R. Ettinger, el museógrafo Salvador Quiroz y el diseñador Gustavo Avilés, representarán a México en la 14ª Bienal de Arquitectura de Venecia, quienes ocuparán el nuevo pabellón mexicano en el Antiguo Complejo Naval y Militar El Arsenal.

La propuesta expositiva, seleccionada de entre 29 proyectos inscritos a la convocatoria, es un trazo cronológico del 1914 a 2014 sobre la arquitectura mexicana en la que la constante es el binomio tradición-modernidad, lo que hace de la edificación mexicana un espacio de experimentación entre innovación técnica y materiales o técnicas de antaño.

El proyecto responde al tema general de la bienal Absorbing Modernity: 1914-2014, planteado por el curador Rem Kolhaas para explicar el desarrollo de la arquitectura moderna de cada país a partir de sus diferentes sistemas políticos, movimientos sociales, filosofías educativas, y avances tecnológicos.

“A partir del título general de la bienal, nosotros arrancamos con el título que es una cita textual de Octavio Paz, quien en una de sus discusiones sobre tradición y modernidad, él menciona que estamos condenados a tomar el posicionamiento de ser modernos, y construirnos con base en esa modernidad. Entonces lo que proponemos es un proyecto espacial que trata de mostrar esa idea de cómo nosotros estamos viendo la modernidad”, explica Gaeta, doctor en arquitectura por la Universidad Federal do Rio Grande do Sul, Porto Alegre, Brasil.

En entrevista, el arquitecto explica que el concepto curatorial se divide en ocho núcleos temáticos que abarcan los cien años de historia, y cada uno se desarrolla a partir de proyectos de construcción específicos o de personajes importantes. Uno de los temas, por ejemplo, es Abrazando a los maestros, donde se presenta la obra de proyectistas como Luis Barragán o Mario Pani; también se habla de los profesionistas que salen del país y de los extranjeros que adoptan a México.

“El pabellón es un rectángulo, entonces para aprovechar el espacio trazamos un recorrido tradicional; justamente para combinar de lo que hablaba Octavio Paz sobre tradición y modernidad, pero luego tenemos, en el centro, una propuesta muy vanguardista que es una estructura con forma de elipse”, añade del proyecto que se presentará del 7 de junio al 23 de noviembre próximo.

Luby Springall agrega que la sala de exposición es de 11 por 12 metros; entonces, para aprovechar el espacio, sobre los muros se montarán paneles con fotografías en gran formato y reseñas informativas sobre cada tema. Se mostrarán, dijo, alrededor de 50 obras paradigmáticas, como Ciudad Universitaria, el conjunto habitacional Tlatelolco, las Torres de Satélite, la Casa Luis Barragán o la Casa de Diego Rivera y Frida Kahlo en San Ángel.

Y en el centro del pabellón se instalará una elipsis formada por tela en la que se pondrán ocho proyectores para presentar entrevistas con arquitectos emblemáticos del país, registros de obras y trabajos de creadores jóvenes.

“Es una elipsis que tiene 15 metros de largo por cinco de ancho, y se podrán hacer cinco proyecciones simultáneas de arquitecturas o entrevistas a diferentes niveles de arquitectos. Queremos hacerlo muy incluyente porque hay muchas obras muy buenas, y hay que aprovechar el hecho de presentarlas en gran formato”, dice del proyecto que tendrá una inversión, en promedio, de cinco millones de pesos aportados por el Consejo Nacional para la Cultura y la Artes y el Instituto Nacional de Bellas Artes.

Al celebrar que se haya abierto un concurso para elegir el proyecto que represente al país en el encuentro internacional, Springall señala que la intención es dar al espectador internacional ideas puntuales del desarrollo arquitectónico en México, no sólo del Distrito Federal, también de Veracruz, Guadalajara, Monterrey, Mérida y otros.

El jurado del concurso –integrado por Francisco Serrano, Aurelio Nuño, Miquel Ángel Fernández, Ariel Rodríguez Kuri y María Cristina García Cepeda– otorgó el segundo lugar a la propuesta Arqueología de la modernidad, y el tercero a Absorbing Modernity 1914-2014 Exposición-Investigación.

¿Quiénes son?

Gaeta-Springall Arquitectos se formó en 2001 por Julio Gaeta y Luby Springall. La firma ha ganado los concursos para la elaboración conceptual del proyecto para la recuperación y puesta en valor de las antiguas crujías del Archivo General de la Nación en 2010, y el Concurso Nacional para el Anteproyecto Conceptual del Memorial a las Víctimas de la Violencia en 2012.

De sus diseños destacan el auditorio de la Secretaría de Marina de México (2012); Casa Chinampa en Xochimilco (2005), proyecto para la Bienal de São Paulo-Brasil; Unidad Médica Familiar Tulancingo (2003), y  el Centro de las Artes de San Luis Potosí .

El despacho también ha participado en las exposiciones Panorama de la Arquitectura Uruguaya Sao Paulo (2009), Nueva Arquitectura Uruguaya (2010) y Mexican contemporary architecture (2009)

Julio Gaeta es doctor en Arquitectura por la Universidad Federal do Rio Grande do Sul, Porto Alegre, Brasil; con estudios de posgrado en Proyecto Urbano en la Escuela de Arquitectura de Nápoles, Italia.

Luby Springall es arquitecta por la Universidad Iberoamericana de México y artista plástica con estudios de posgrado en el Royal Collage of Art en Londres.

Se deja atrás San Lorenzo

El proyecto Condenados a ser modernos del despacho Gaeta Springall Arquitectos será el primero en ocupar el nuevo pabellón de México en Venecia, Italia, ubicado en el complejo naval y militar El Arsenal, dentro del circuito de pabellones internacionales.

En septiembre pasado
Excélsior informó que el INBA estaba en negociaciones con la comuna de Venecia para sustituir la ex iglesia de San Lorenzo, adquirida en comodato en 2012, por un espacio en El Arsenal, luego de que la administración actual del Conaculta no contara con recursos económicos para el mantenimiento y restauración del lugar.

En julio de 2012, Teresa Vicencio, ex directora del INBA, y Alessandra Vettori, titular de la Dirección Patrimonio y Casa de Venecia, firmaron un convenio de comodato para que México ocupara la ex iglesia como sede para las bienales de Arquitectura y Arte, y los festivales de danza, teatro y cine durante nueve años, los cuales empezarían a contar a partir de enero de 2015.

En el convenio, el INBA se comprometió a restaurar el inmueble, tener programación cultural, permitir la entrada a público local y adquirir un seguro de daños a terceros. A cambio, el gobierno mexicano adquirió la tutela de la iglesia. En 2012, Miquel Adrià presentó el proyecto para participar en la Bienal de Arquitectura, y en 2013 Ariel Guzik montó la pieza Cardiox para la bienal  de arte.

El pabellón en El Arsenal se eligió por su estado físico que no requiere inversión extra, y sobre todo por encontrarse dentro del circuito de exposiciones de la bienal, rodeado por una treintena de representaciones nacionales.

Video Recomendado

Comentarios

Lo que pasa en la red