SAO PAULO, 24 de mayo.- La tradicional marcha feminista de "las vagabundas" reunió hoy cerca de 500 personas en la céntrica Avenida Paulista, el corazón financiero de Brasil y a 19 días del inicio del Mundial de Futbol 2014, para protestar contra los abusos y ataques sexuales de los que son víctimas las mujeres.

Sin importar la fuerte lluvia, activistas y simpatizantes del colectivo Vadía (vagabunda) se congregaron en el Museo de Arte de Sao Paulo (MASP) y luego marcharon, con carteles y cánticos, por toda la Avenida Paulista hasta la plaza Roosvelt, en el centro de la mayor ciudad brasileña.

El movimiento feminista nació en Canadá después de que un agente policial justificó la violación de una mujer por estar usando ropas "insinuantes".

Muchas de las activistas desfilaron con el pecho descubierto y el cuerpo pintado y algunas cubrieron sus rostros con antifaces y máscaras.

En la caminata sobresalieron carteles con frases como:

Por una sociedad libre de machismo", "Ni santas, ni putas: Mujeres", "Quien se calla no consiente" y "Mi cuerpo, mis reglas. Machistas no pasarán", entre otras.

Un grupo de mujeres percusionistas animó el desfile y al son de sus tambores cantaba: "Ven para la calle contra el machismo".

La organización esperaba la participación de unas tres mil activistas, según fue divulgado durante la semana en las redes sociales.

Según el colectivo Vadía, siete de cada diez mujeres que sufrieron violencia sexual tuvieron como agresores a personas conocidas o de la propia familia.

La marcha terminó antes de otra programada en el centro de la ciudad convocada nuevamente por otros colectivos que protestan contra los altos gastos públicos con motivo de la realización del Mundial.

De acuerdo con la Policía Militarizada del estado de Sao Paulo, que informó a través de su cuenta oficial de la red social Twitter, la protesta contra el Mundial reunió unas 250 personas en las afueras de la catedral de Sé. 

ald