La tentación de Videgaray

Nudo gordiano

Yuriria Sierra

La tentación de Videgaray

11 de Enero de 2017

El gobierno canadiense ha iniciado su acercamiento con el equipo de Donald Trump a través de Jared Kushner, asesor estratégico del gobierno que toma posesión el 20 de enero. Para, dijeron, tender puentes y hacer lo posible por evitar una guerra comercial por el que vaya a ser el futuro del TLCAN. Asistieron el secretario principal y la jefa del gabinete de Justin Trudeau, el primer ministro que esperó hasta estos días, cuando ya está casi armado el gabinete del republicano, para trazar la que será su línea diplomática con EU. Y lo hace a través de Kushner, de 35 años, esposo de Ivanka Trump, hija favorita del magnate. Y, vaya coincidencia, también él fue la puerta para el que se considera el último gran tropiezo del sexenio mexicano: la visita del candidato Trump a nuestro país en agosto. Y es que Jared fue la vía por la que cruzó Luis Videgaray para concretar aquella polémica visita. En una de las acciones más anticipadas que incluso gobiernos como el canadiense no supieron prever o para la que no quisieron pagar el costo. Ahora ambos países, México y Canadá, deben negociar con el equipo de Kushner qué tipo de relación quieren construir. Y aquí, pese a todo el mal pronóstico, México tiene una oportunidad con Videgaray en la SRE.

Qué tentador debería resultar para Videgaray adoptar posturas contestatarias, bravuconas o enardecidas con un personaje tan detestado en México. No solamente lo redimiría del malestar generado en la opinión pública por la visita de Trump cuando todavía era candidato, sino que pondría al canciller en una inmejorable posición para convertirse (y con una posición de competitividad que hoy el PRI parece no tener) en el candidato de su partido en 2018. Pero a un costo elevadísimo para la relación bilateral. En lugar de eso, Videgaray parece dispuesto a explorar cuáles serán los términos en los que resultará para México más productiva (o menos dolorosa) la relación con un gobierno que ha hecho de nuestro país su piñata favorita. “Hay quien dice que hay que confrontar, hay otros que suponen sumisión. Lo que hay que hacer es negociar”, le respondió Videgaray a Carlos Loret en su programa. Y es que, con esa innegable cualidad que tiene Videgaray para saber en qué mesa y con quién o quiénes está sentado, lee con claridad que Trump es, ante todo, un negociante (y tendrá claro también qué tipo de negociante es, sin duda). Videgaray también dice que no está interesado en ser Presidente, el mensaje es interno, pero también al exterior, a sus contrapartes en las varias negociaciones que le esperan a México y EU (y a Canadá, al menos la del TLCAN). Además, recalcó que México no pagará antes ni después el muro del que aún habla Trump. Da la impresión de que Videgaray ya empezó a negociar, aun sin haberse sentado a la mesa...

Hoy hay dos eventos clave: el cierre de la reunión anual de embajadores y cónsules de la SRE (asiste Peña Nieto) y la primera conferencia de prensa de Trump como Presidente electo. Aunque el interés de los medios de EU quizá se volcará sobre el escándalo del espionaje ruso, de todas formas no faltará la pregunta con respecto a México (muro y TLC) que permita medir qué tanto ha repensado o no sus posturas Trump. Porque, aunque la tentación para Videgaray de abrir fuego es y será enorme (por motivos domésticos, claro), hasta ahora sus posturas han sido (lo admitamos o no) las de un estratega pensando en lo más conveniente para México y su relación con su socio más importante y aún primera potencia del mundo. Incluida, sí, la de invitar a la persona menos grata a nuestro país, a pesar de que le costara tan políticamente caro en su momento. Vienen tiempos muy complicados para México; ojalá que el gobierno mexicano y la cancillería logren detener desde el arranque del nuevo periodo la avalancha Trump. Si lo logra, aunque diga que no le interesa, Videgaray estará en la boleta electoral.

#MeCuentan. Que la que sí tiene y muchas ganas de competir es Ivonne Ortega. Que quiso registrar el dominio www.quehubieranhechoustedes.com, pero ya se lo había ganado un muy divertido y creativo tuitero mexicano @vampipe. Entonces Ivonne puso otro: www.quehubieranhechoustedes.mx, que aparece registrado a nombre de Scott Goodstein, estratega digital, nada más y nada menos que... ¡de Barack Obama! Ahora sí que “ese estratega no lo tiene ni El Peje”...

Comentarios

Lo que pasa en la red