Las primeras llamadas de Hillary

La exsenadora no ha definido aún cuál será su futuro político, lo cierto es que parece estar sutilmente preparándolo.

COMPARTIR 
Yuriria Sierra 17/06/2014 00:56
Las primeras llamadas de Hillary

Como parte de su campaña para promover Hard Choices, el libro del que escribimos en este espacio hace unos días, Hillary Clinton llegó a Alemania. Las memorias de los años en que fue secretaria de Estado en el gobierno de Barack Obama, tal como lo dijimos, que son también una suerte de primera y segunda llamada a la posibilidad de que ella se convierta en la candidata demócrata para suceder a Obama en la Casa Blanca. Puede que sí, puede que no.

Aunque la también exsenadora no ha definido aún cuál será su futuro político (o no lo ha querido aceptar públicamente), lo cierto es que parece estar sutilmente preparándolo. A los alemanes les dijo en una entrevista que será publicada mañana en la revista Stern, que Estados Unidos necesita a una mujer líder como Angela Merkel: “Estamos bastante detrás de Alemania en esto (...) Por supuesto, quiero que Estados Unidos tenga también una mujer líder pronto y haré todo lo que pueda para que eso ocurra, aunque no sé aún si seré yo...”.

Es claro que grupos demócratas quieren que sea ella. Es claro también que Hillary lo sabe, pero está siendo muy cuidadosa con sus declaraciones. Se sabe —Hillary— también como la mujer mejor posicionada en los escenarios políticos estadunidenses. Nombrada como uno de los personajes más influyentes (y poderosos) de los últimos años en el mundo.

Aunque pensando en que si será o no —que todo indica que sí, pero la está haciendo de emoción—, lo cierto es que Hillary le esperaría una candidatura y posible presidencia llena de tantas expectativas. Tal como le pasó a Obama. Para la revista alemana, como parte de una evidente gran estrategia publicitaria, habló sobre Angela Merkel como referente sobre el poder de las mujeres dentro de la política de primer nivel. Aunque claro que no es garantía. Los casos de Dilma Rousseff en Brasil o de Cristina Fernández en Argentina, nos hablan de mujeres en el más alto cargo de la política de sus países y que hoy enfrentan condiciones que no habríamos pensado, que ni ellas mismas auguraron antes de llegar a sus respectivas presidencias.

Cierto es que la expectativa que se tiene para la que fuera la primera dama es altísima. Es una mujer que ha realizado un trabajo importante dentro de la política de su país, posicionada también a nivel global. Que ha rebasado por mucho la imagen de ser la “esposa de un presidente”. Tal vez por eso las apuestas para su candidatura se incrementan cada vez más y ella, poco a poco, va dando herramientas para sustentarlas.

Addendum. Ayer apareció en Milenio un artículo editorial de Carlos Salinas de Gortari. A modo de colaborador invitado y, según lo que leímos, a modo de texto anecdótico que en este caso, se trató de García Márquez y una polémica y poco conocida historia sobre su relación con la literatura irlandesa. Por ahora. Y es que siempre que aparece algo firmado por él o como sea que haga una aparición pública, se torna interesante y acapara reflector. El enemigo favorito de muchos, el más inteligente para otros.

Comparte esta entrada

Comentarios