La temible mancuerna redes/medios

COMPARTIR 
Victor Gordoa 15/01/2014 03:25
La temible mancuerna redes/medios

Bueno, pues parece ser que ya empieza a reactivarse la vida y 2014 suena a tambor batiente en lo que se refiere a problemas de imagen pública ocasionados por la temible mancuerna formada por los medios de comunicación y las redes sociales. Es así que tuvimos los asuntos de dos gobernadores y dos artistas que fueron objeto de mucho análisis mediático y escarnio social brutal, sin importar si haya sido correcto o verdadero lo que hicieron. Es ya innegable el hecho de que las redes sociales llegaron para quedarse, convirtiéndose en un eficiente termómetro de gustos y disgustos sociales, pero lo más importante y demoledor es que ellas, llámense Facebook, Twitter o Instagram, han formado una alianza natural con los medios de comunicación que ha provocado una gran sinergia capaz de debilitar o fortalecer cualquier imagen pública.

Simbiosis Perfecta…

Hoy ya no se puede hablar del poder de los medios de comunicación sin ponerlo en el contexto de su relación bilateral con las redes sociales, pues resulta que los medios ya se alimentan en gran medida de las redes, detectando las tendencias sociales de opinión pública de las que pueden sacar nota o buscando los deslices de los famosos directamente en sus cuentas. Esto ha sido fabuloso para ambos lados de la mesa informativa, pues basta con que los medios busquen en las redes para que obtengan rápidamente información con el significante ahorro de tiempo, dinero y recursos humanos, y que por el otro lado, aquellos que son generadores de buenas historias que contar, encuentren un nuevo camino más fácil y rápido para hacerlas llegar a quienes pueden reproducirlas, convirtiéndolas rápidamente en “trending topic”, o sea, tema que marque tendencia.

Se Requiere Conocimiento…

El problema radica en que este nuevo manejo, que en apariencia es tan sencillo como escribir 140 caracteres o tomarse y subir una fotografía, requiere de un conocimiento especializado para que produzca los resultados simpáticos esperados o que, al menos, evite una crisis futura que produzca daños en las respectivas carreras profesionales. Por desgracia, ni políticos ni empresarios ni deportistas o artistas, cumplen con ese requisito y no están sensibilizados de la gran pluralidad de usuarios y formas de pensar que acuden a las redes sociales en búsqueda de información o de entretenimiento, por lo que están siendo víctimas de lo que ellos mismos originan.

Pensarlo Antes Dos Veces…

Es tal el poder de influencia social de la mancuerna redes/medios (y seguramente se pondrá peor conforme las redes se hagan más y más poderosas por el aumento constante de usuarios), que actualmente se debe pensar dos veces el alcance que pudiera tener el contenido verbal o gráfico que se pondrá en la red, pensando previamente acerca de la repercusión que podría tener lo publicado en los diferentes grupos socio sensibles que podrían sentirse afectados, trátese de ambientalistas, protectores de la fauna y flora, defensores de la pluralidad sexual, feministas, socialistas, grupos religiosos tradicionales, grupos antirracistas, pacifistas, radicales violentos, libres pensadores, y quién sabe cuántos más, para que no les suceda que por tomarse una foto junto a su novio el cazador, sean catalogadas como asesinas, o que por darle una pelota a un chico incapacitado, los califiquen de torpes o insensibles, aunque el chiquillo se las haya pedido y recibido con cara de gran felicidad.

                *Rector del Colegio de Imagen Pública

                www.imagenpublica.mx

                Twitter: @victor_gordoa

Comparte esta entrada

Comentarios