México en Europa y la OCDE

COMPARTIR 
Ruth Zavaleta Salgado 14/02/2014 02:45
México en Europa y la OCDE

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) nació en 1961 y actualmente está integrada por 34 países. Creada para la reconstrucción de Europa, la institución, que tiene fundamento en el Plan Marshall, identifica problemas de los países miembros, los estudia y presenta políticas para su solución.

Como toda organización dedicada a perfilar propuestas y recomendaciones, la OCDE enfrenta críticas, sin embargo, muchos de los análisis y propuestas emitidas —como las presentadas a México en diversas materias en 2012— tienen fundamentos sólidos y colaboran para que los gobiernos tengan mayores elementos en el momento de definir soluciones e inclusive países con una tendencia marcadamente de izquierda las consideran básicas en sus políticas.

En el caso del tema educativo, por ejemplo, las recomendaciones de la OCDE fortalecieron líneas que el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto perfiló desde su campaña electoral y que, sumadas a las de los principales partidos políticos, definieron una visión completamente transformadora de la política educativa. Lo mismo ha sucedido en temas como el energético y de telecomunicaciones.

Es evidente que ninguna política pública tiene un consenso total entre los actores políticos y la población. En el caso de las reformas estructurales, algunos analistas critican la posición del Congreso de la Unión y, en especial, de la Cámara de Diputados, al señalar que las reformas son aprobadas de forma rápida y con reducido margen de discusión. Hay que recordar que todas las reformas constitucionales contaron con el voto calificado (dos terceras partes), incluyendo a los grupos parlamentarios opositores.

Recientemente, un grupo de legisladores estuvimos presentes en la reunión anual de la OCDE y descubrimos que los países integrantes tienen una favorable y optimista perspectiva sobre el crecimiento que México tendrá por las reformas estructurales. Aunque aquí no dimensionamos con claridad su importancia o éstas son cuestionadas y descalificadas por un grupo de actores políticos, en Europa reconocen el esfuerzo transformador pero, sobre todo, advierten las posibilidades de crecimiento que tiene nuestro país.

De acuerdo con los recientes análisis de la OCDE, México liga ya cuatro meses de crecimiento. En tanto, la medición de los CLI (Composite Leading Indicators) advierten que en noviembre de 2013 teníamos un 99.0, para diciembre se incrementó a un 99.2 por ciento. Esta medición de momentos decisivos en la actividad económica observan indicadores para la zona de la OCDE de 100.9, lo que significa que México se recupera, pero requiere acelerar el paso para alcanzar esos niveles y las previsiones de crecimiento mínimas de 3.7 por ciento. De ahí la importancia de que las reformas estructurales sean consolidadas con el apoyo del Congreso de la Unión y aplicadas eficazmente por el gobierno federal.

La visión de la OCDE sobre México, y sobre todo de sus países integrantes, es importante porque en ella están integrados cuatro países emergentes, Brasil, Rusia, India y China (BRIC), que también tuvieron en diciembre indicadores menores a 100.9. Por ejemplo, China se mantuvo con 99.3 puntos, Rusia con 97.2 y Brasil con 98.7, iguales números que los obtenidos en noviembre. En tanto, India, que mantenía un nivel de 97.2, disminuyó a 99.0 por ciento.

Karl Popper afirmó que la prueba de toda teoría es explicar con certeza la realidad. En este caso, aun cuando haya reconocimiento internacional, la tarea tiene que concluirse en el Congreso de la Unión para formular las leyes reglamentarias que den concreción a las reformas constitucionales y, además, con ello, se pueda sustentar la política pública del actual gobierno porque, si bien es cierto los comentarios internacionales nos causan orgullo y pertenencia a quienes creemos en el trabajo que realizamos en el Poder Legislativo, la prueba de fuego es la calificación de los propios ciudadanos que se pretende beneficiar con estas transformaciones. Es decir, vernos desde el exterior nos ayuda a dimensionar si estamos avanzando, pero lo fundamental es que la población tenga los beneficios de las reformas y que las libertades políticas y democráticas sostengan el desarrollo social en equidad e igualdad.

                *Maestra en derecho constitucional por la UNAM

                ruthzavaletas@hotmail.com

Comparte esta entrada

Comentarios

Lo que pasa en la red