¿Cuánto aguantarán Osorio y Videgaray?

COMPARTIR 
Pascal Beltrán del Río 24/03/2014 01:31
¿Cuánto aguantarán Osorio y Videgaray?

Un sexenio, en México, son los cinco años que pasan entre la toma de posesión del Presidente y la unción de los candidatos que competirán para sucederlo.

En ese sentido, estamos llegando casi a la tercera parte del tiempo real de mando que tiene el Ejecutivo. Tiempo suficiente para que comiencen a despertar las ansias futuristas y se coloquen las piezas en el tablero de la sucesión presidencial.

A estas alturas del sexenio pasado, el PRI —que no estaba en Los Pinos— no parecía tener otro aspirante al cargo que Enrique Peña Nieto, entonces gobernador del Estado de México.

Hoy, el panorama está más incierto, pero los adelantados en la carrera por el aún lejano 2018 son los secretarios de Gobernación y Hacienda.

Fuera de ellos, pocos son los que lucen en el gabinete. Podemos descartar, por supuesto, a José Antonio Meade, Rosario Robles y Juan José Guerra, quienes no militan en ese partido. Otros, que sí son priistas, compiten discretamente por el reflector, como Jesús Murillo Karam, Emilio Chuayffet, Pedro Joaquín Coldwell, Gerardo Ruiz Esparza y Mercedes Juan López. Unos más, como Enrique Martínez y Martínez, Ildefonso Guajardo, Claudia Ruiz Massieu y Alfonso Navarrete, apenas dan señales de vida.

Si hubiera que armar hoy una pasarela de seis distinguidos priistas, como la que se dio a conocer en agosto de 1987, con motivo de la sucesión de Miguel de la Madrid, ¡qué dificultad tendría el partido!

Entre los 20 gobernadores del PRI, ¿cuántos se han ganado un lugar en el debate público? La enorme mayoría de ellos está borrado y/o en proceso de entregar su cargo entre 2015 y 2016.

Más allá de lo cada quien piense de ellos, sólo los de Chihuahua, Nuevo León, Veracruz, el Estado de México, Jalisco y Michoacán aparecen alguna vez en una noticia de alcance nacional.

Eso deja al PRI, por lo pronto, con las aspiraciones de los secretarios Luis Videgaray y Miguel Ángel Osorio Chong —los dos funcionarios que aparecieron fotografiados junto a Peña Nieto en el reciente reportaje de la revista Time— así como la de Manlio Fabio Beltrones, líder de la bancada del PRI en San Lázaro.

El cargo de este último tiene un plazo definido, el 31 de agosto de 2015, fecha a partir de la cual el sonorense quedará libre para moverse, por ejemplo, al gabinete o la dirigencia del partido.

En el caso de Videgaray y Osorio, la presión comenzará pronto a pasarles factura.

Y eso —además de por su condición de aspirantes solitarios en el gabinete— se debe a que los temas de sus respectivas secretarías son los mismos por los que está siendo medido el gobierno de Peña Nieto: el desempeño económico y la seguridad pública.

Cuánto durarán Videgaray y Osorio en sus cargos es una decisión que recae absolutamente en el Presidente de la República, quien hasta ahora no ha hecho cambios en su primer equipo.

A veces, la historia puede servir de guía. En los 13 sexenios que el país ha tenido desde 1934, ha habido 32 secretarios de Gobernación y 23 de Hacienda. Los nombrados originalmente en cada gabinete han durado en promedio 50 meses en el caso de Gobernación y 48 en el de Hacienda.

Tres secretarios de Gobernación nombrados a principio de sexenio han durado todo el periodo: Ángel Carvajal, Mario Moya Palencia y Manuel Bartlett. Y sólo tres de los 13 titulares de Bucareli que tomaron posesión junto con el Presidente llegaron a sucederlo: Miguel Alemán, Gustavo Díaz Ordaz y Luis Echeverría. El abridor que menos duró en el cargo fue Esteban Moctezuma: 210 días.

En el caso de Hacienda, seis de los 13 secretarios originales duraron todo el sexenio: Eduardo Suárez Aránzolo, Ramón Beteta Quintana, Antonio Carrillo Flores, Antonio Ortiz Mena, Pedro Aspe y Francisco Gil Díaz.

Ningún secretario de Hacienda que inició el sexenio se ha convertido en sucesor del Presidente en turno, aunque José López Portillo lo hizo como segundo titular de la secretaría en el sexenio de Luis Echeverría, mientras que Miguel de la Madrid, Carlos Salinas de Gortari y Ernesto Zedillo llegaron a Los Pinos después de haber sido secretarios de Programación y Presupuesto. El abridor que menos duró en Hacienda fue Jaime Serra Puche: 29 días.

Sin nos remontamos no a 1934 sino a 1976 —los últimos seis sexenios—, ha habido 17 secretarios de Gobernación, un promedio de 2.8 por periodo, y 13 secretarios de Hacienda, 2.16 por sexenio.

La estadística indicaría que ni el secretario de Hacienda ni el de Gobernación llegarán al final del sexenio ni sucederán al Presidente. Pero este sexenio no tiene por qué ser la repetición mecánica del pasado ni ajustarse al promedio de los anteriores periodos de gobierno.

Lo único cierto —por simple lógica— es que no podrán llegar ambos, Videgaray y Osorio, a la candidatura del PRI. Esperan, a los dos, retos importantes en sus respectivas gestiones. De salir los ambos avante, tendrá que venir el descarte.

Hasta ahora, han sido caballerosos el uno con el otro, pero eso, un día de estos, tendrá que empezar a cambiar para dar lugar a la irremediable lucha por el poder.

Comparte esta entrada

Comentarios