Dentro de 30 años

COMPARTIR 
Pascal Beltrán del Río 10/02/2014 01:46
Dentro de 30 años

CIUDAD DE MÉXICO, 10 de febrero de 2044.- México sufrió su tercer día consecutivo de disturbios violentos. En las ciudades de Guadalajara, Monterrey, León, Puebla y Veracruz, así como en esta capital, la policía fue incapaz de contener el saqueo de tiendas.

Desde temprano, grupos de adultos mayores tomaron las calles. Superaban fácilmente en número a los efectivos policiacos. Al grito de “tenemos hambre y no podemos trabajar”, robaron alimentos y causaron graves destrozos.

A las 8 de la noche, la presidenta María Luisa Blanco habló en cadena nacional al país. Dijo que su gobierno estaba consciente de las penurias que enfrentan 18 millones de personas de la tercera edad que no cuentan con jubilación y cuya única ayuda es una pensión no contributiva que otorga el Estado.

La mandataria, que tomó posesión en octubre de 2042 y pretende reelegirse dentro de dos años, anunció la creación de la Comisión Especial para Resolver Integralmente la Problemática de los Adultos Mayores sin Pensión o con Ingresos Insuficientes para la Sobrevivencia (CERIPAM), que dirigirá el exsenador Adolfo de la Garza.

La presidenta Blanco dijo que no se tolerarían más saqueos, e invitó a los inconformes a registrarse en las oficinas que habrá de abrir la Comisión en distintas ciudades del país para estudiar, caso por caso, un aumento a la pensión estatal para adultos mayores, que el año pasado costó el equivalente a 20 mil millones de yuanes, o 1.1% del PIB.

En años recientes, México ha sufrido distintos brotes de inconformidad por parte de los adultos mayores. En 2040 se formó el Movimiento Gris, que se transformó en partido político y consiguió 7% de los votos en las últimas elecciones.

De acuerdo con el último censo, hay 32 millones de mexicanos mayores de 65 años de edad, lo que equivale a 22% de la población. Este grupo poblacional es más numeroso que el de 15 a 29 años de edad, integrado por 24 millones de personas.

El analista en jefe del Banco Popular de China en México, Luis Chang, sostiene que México está viviendo una crisis que se incubó a principios del siglo.

“Ningún gobierno quiso atender la problemática de los trabajadores sin pensión o que aportaban irregularmente a su pensión”, asevera el analista. Hace 30 años, la situación ya era preocupante pero aún era manejable. En ese entonces, la proporción de mexicanos que no estaban inscritos en un sistema de pensiones era de alrededor de 60 por ciento”.

El analista muestra un estudio de BBVA Bancomer (Un modelo para el sistema de pensiones en México: diagnóstico y recomendaciones), fechado en febrero de 2014, que adelantaba con precisión lo que podría ocurrir en México si no se atendía el problema.

De acuerdo con los autores del estudio, “47% de los afiliados (en las Afores, creadas por la ley de 1997) no obtendrían una pensión en el momento de su jubilación, al haber realizado aportaciones irregulares”. Y agregaban que, a partir de 2035, tres cuartas partes de los pensionados por ese sistema apenas recibirían el monto mínimo garantizado.

“Si gobiernos sucesivos hubieran hecho caso de este tipo de advertencias, quizá no tendríamos las presiones sociales que han provocado estallidos de violencia como los de esta semana”, dice Chang.

El estudio elaborado hace tres décadas tenía propuestas para evitar la crisis que se veía venir:

“La primera consiste en aumentar la tasa de aportación a la cuenta individual, que actualmente equivale a 6.5% del salario base de cotización. Países con esperanza de vida semejantes a la que registra México (que en 2014 era de 75 años) presentan actualmente tasas de aportación por encima del diez por ciento. Un escenario que considere un aumento de la tasa de aportación de 100 puntos base por año, desde  2013 a 2017, conllevará una tasa de aportación de 11.5% del salario en 2017. La tasa de reemplazo media podría incrementarse en cuatro puntos porcentuales en 2050 en comparación con el escenario base. Así, el costo fiscal podría reducirse en 2.9% del PIB”.

Dicha recomendación no fue atendida.

El titular de la CERIPAM habló en conferencia de prensa después del mensaje presidencial. De la Garza dijo que el gobierno “no escatimará esfuerzos” para resolver la crisis. “Mediante un enfoque integral y novedoso, desplegaremos acciones para devolver la paz a las calles y atender las necesidades de las personas que han recurrido a la violencia”.

(El anterior ejercicio de ficción se realizó, en parte, con base en el diagnóstico y las proyecciones del documento mencionado, que es real y se dio a conocer el viernes pasado. Puede usted consultarlo aquí: http://goo.gl/qK1USC).

Comparte esta entrada

Comentarios

Lo que pasa en la red