Cómo besar

COMPARTIR 
Pascal Beltrán del Río 07/01/2014 00:00
Cómo besar

Desde 2001, Google publica su informe mundial Zeitgeist (espíritu de los tiempos) en el que da a conocer las palabras que más se emplean en su buscador de internet.

Con el paso de los años se han ido agregando países y categorías, de modo que el informe se ha convertido en un termómetro de tendencias globales, al menos entre los cientos de millones de usuarios de los servicios de Google, quienes realizaron 2.16 billones de búsquedas el año pasado.

Hace unos días se dio a conocer el Zeitgeist 2013, con resultados a nivel global, así como para 74 países, entre ellos México.

Cada vez que se publican las palabras más buscadas, suelen destacarse en las notas periodísticas nombres de artistas o acontecimientos informativos.

A mí me han llamado más la atención las categorías “qué” y “cómo”, que recogen las peticiones de los usuarios de Google respecto del significado de ciertas palabras o el procedimiento para realizar una acción.

Los personajes y las noticias suelen ser temas que como llegan, se van del interés colectivo. Sin embargo, los qué y los cómo son reflejo de intereses más profundos en las sociedades. O, al menos, así lo veo yo.

Es interesante comparar los qué y los cómo de México con los de otras naciones.

En el caso de nuestro país, las diez palabras más empleadas en 2013 en el buscador de Google para encontrar una definición fueron las siguientes: LOL, ciencia, YOLO, tecnología, cultura, ética, internet, química, técnica y software.

Para Argentina: Line, jesuita, stalkear, cafetal, Alcatraz, Mandinga, Cedin, rightxd, bots e Instagram.

Para Brasil: folclor, hardware, sustantivo, comunicación, presión, dermatitis, Pascua, depresión, sentimientos y albúmina.

Para Colombia: Lesoto, cónclave, linfoma, hipocondriaco, asbesto, cotilla, jesuita, mitómana, Instagram y bots.

Para Chile: hipster, WhatsApp, inbox, Instagram, internet, LOL, cultura, heterosexual, sap y swag.

Para Estados Unidos: twerking, ricino, DOMA, Molly, gluten, sequestration, Obamacare, lupus, Snapchat y Bitcoin.

Para España: Airdrop, Wajam, escrache, Line, Yontoo, Hangouts, reiki, LinkedIn, jesuita y ciclogénesis.

Luego vienen las palabras que se meten en el buscador de Google en aras de aprender a hacer algo o entender una actividad.

Para México: besar, trenzas, crepas, adelgazar, descargar WhatsApp, editar fotos, descargar Minecraft, pasar saldo, maquillarse y actualizar Android.

Para Argentina: descargar Minecraft, cómo son los niños, votar, desbloquear Netbook, salió Independiente, eliminar portaldosites, eliminar 22find, salió Newell’s, eliminar qvo6 y emoticones.

Para Colombia: espagueti, chimichurri, pompones, chocolates, sentadillas, guantes, fracciones, lasaña, sopa y mariposas.

Para Brasil: cómo llegar, bajar música, ganar dinero, borrar Facebook, reducir el abdomen, bajar rápido de peso, sacar el pasaporte, dibujar, bajar películas y desbloquear un celular.

Chile: panqueques, sushi, descargar Minecraft, cupcakes, sopaipillas, adelgazar, quedar embarazada, sacar porcentajes, cocinar arroz y actualizar Android.

Estados Unidos: anudar la corbata, archivar, sacar el pasaporte, bloguear, tejer, besar, ligar, chiflar, desbloquear un celular y “vaderar” (traducción mía de to vader, sacarse una foto truqueada que dé la impresión de que un individuo somete a otro(s) mediante la pura fuerza mental, a la manera de Darth Vader).

España: cómo pagar WhatsApp, hacer fofuchas, funciona Line, ahorrar luz, instalar VShare, ganar a apalabrados, murió Houdini, tener labia, coser camisetas y hacer trapillo.

Las listas anteriores, que comprenden sólo dos categorías de siete países mencionados en el informe —apenas una décima parte de las naciones—, quizá señalan algunas tendencias del tiempo que nos ha tocado vivir.

De entrada, cómo la comunicación —al menos en el mundo conectado a internet y unido por la telefonía inteligente— se mueve hacia la mensajería instantánea. Nada de qué asustarse, pero sí algo que conviene asimilar.

Por otro lado, es interesante la persistencia de actividades que implican un contacto directo entre personas, como la apariencia física, la crianza de los hijos, la preparación de los alimentos y la conquista amorosa; o que se realizan a solas, pero sin depender del mundo virtual, como sentir, dibujar, hacer manualidades, tejer o cumplir con las obligaciones cívicas.

Por último, algo debe significar para la cultura de este país que la actividad con mayor número de preguntas a ese consejero personal que es el buscador de Google sea... besar.

¿Será que los mexicanos besan mal o al menos que eso les han dicho? ¿O será que, por fortuna, la importancia del contacto personal no ha perdido terreno en la era del WhatsApp?

Comparte esta entrada

Comentarios

Lo que pasa en la red