Cambios en el gabinete (II)

COMPARTIR 
Pascal Beltrán del Río 17/12/2013 00:38
Cambios en el gabinete (II)

Cuentan que cuando Jaime Serra Puche tomó posesión de la oficina del secretario de Hacienda, el 1 de diciembre de 1994, se encontró con una carpeta de datos que le había dejado su antecesor, Pedro Aspe Armella.

“Ay, Pedrito… cree que todavía es el secretario de Hacienda”, habría expresado Serra Puche antes de depositar el documento en el bote de la basura.

Menos de un mes después, en medio de la crisis monetaria bautizada como El error de diciembre, ya había un nuevo secretario de Hacienda: Guillermo Ortiz Martínez.

Ese fue el primero de diez cambios que el presidente Ernesto Zedillo hizo en su gabinete entre el 29 de diciembre de 1994 y el 2 de diciembre de 1996.

Durante ese lapso, cambiaron los titulares de las secretarías de Hacienda, Gobernación, Energía, Agricultura, Comunicaciones, Contraloría, Educación, Trabajo y Reforma Agraria, además de la PGR.

Las razones fueron varias. Por ejemplo, Esteban Moctezuma, de la Segob, destituido luego de la matanza de Aguas Blancas, en junio de 1995; Norma Samaniego, de la Contraloría, renunció al cargo en medio de supuestas presiones relacionadas con la investigación a la familia del ex presidente Carlos Salinas, en diciembre de 1995, y Santiago Oñate, secretario del Trabajo, dejó el cargo, en agosto de 1995, para ser líder nacional del PRI.

Desde que Lázaro Cárdenas pidió la renuncia de todo su gabinete, en junio de 1935 —menos de siete meses después de tomar posesión—, ningún Presidente había hecho tantos cambios en su equipo durante el primer tercio del sexenio.

A diferencia de Cárdenas, Manuel Ávila Camacho tuvo estabilidad en su gabinete. Seis de los nombrados inicialmente terminaron la gestión. Hubo once cambios de funcionarios a lo largo del sexenio, pero sólo tres de ellos ocurrieron en el primer año.

En el de Miguel Alemán, hubo cuatro cambios en el gabinete en los primeros dos años, pero uno de ellos se debió al fallecimiento del secretario de Gobernación, Héctor Pérez Martínez, y otro, por el nombramiento del canciller Jaime Torres Bodet como director general de la Unesco.

En el de Adolfo Ruiz Cortines, once de las 16 posiciones en el primer círculo se mantuvieron todo el periodo; ninguno de los cinco cambios se dio en los primeros dos años.

El presidente Adolfo López Mateos —quien ha sido mencionado como el modelo de Enrique Peña Nieto— ha sido el que menos cambios hizo durante su gobierno. Sólo dos: el procurador Fernando López Arias, para ser candidato a la gubernatura de Veracruz, y el secretario de Gobernación, Gustavo Díaz Ordaz, para ser candidato a la Presidencia.

A su vez, Díaz Ordaz sólo hizo dos cambios durante el primer tercio de su gobierno (después haría otros cuatro). El 14 de septiembre de 1966, aceptó la renuncia del regente Ernesto P. Uruchurtu y lo sustituyó con el secretario del Patrimonio Nacional, Alfonso Corona del Rosal.

El presidente Luis Echeverría hizo 13 cambios en su gabinete. Los más sonados ocurrieron en el primer año y tuvieron que ver los mismos hechos: la salida del jefe del Departamento del Distrito Federal, Alfonso Martínez Domínguez, y del procurador general de la República, Julio Sánchez Vargas, como consecuencia de la matanza de estudiantes el Jueves de Corpus de 1971. 

El presidente José López Portillo hizo muchos cambios en su gabinete a lo largo de su periodo: 16. Sólo ocho de las 19 posiciones se mantuvieron todo el sexenio. Los primeros cambios ocurrieron en junio de 1977, cuando removió a su equipo económico, encabezado por los secretarios de Hacienda, Julio Rodolfo Moctezuma, y Programación, Carlos Tello.

Con Miguel de la Madrid, la mayor parte del gabinete duró los seis años. Aun así, el Presidente utilizó su prerrogativa de cambiar a sus funcionarios tanto como medida disciplinaria —como le ocurrió al secretario de Agricultura, Horacio Aguilar—, como para promover a alguno de ellos a otro cargo, como fue el caso del sonorense Rodolfo Félix Valdés, para contender por la gubernatura de su estado. Ambos casos, en el primer tercio del sexenio.

El presidente Carlos Salinas de Gortari y su sucesor, Ernesto Zedillo, han sido los Presidentes de extracción priista que mayor número de movimientos han realizado en su gabinete: 23. Tan sólo en la PGR salinista hubo cinco titulares durante su sexenio.

Sin embargo, Salinas mantuvo estable al gabinete en los dos primeros años. Únicamente removió al titular de Marina, Mauricio Scheleske, y promovió a Carlos Hank González, de la Secretaría de Turismo a la de Agricultura, donde sustituyó a Jorge de la Vega, líder del PRI durante su campaña electoral.

Mañana: los cambios de gabinete en la era del PAN en Los Pinos.

Comparte esta entrada

Comentarios