México robustece sus vínculos con África

Hoy mantenemos relaciones diplomáticas con prácticamente todos los países africanos, pero queremos estar más cerca...

COMPARTIR 
México Global 19/05/2014 01:24
México robustece sus vínculos con África

Carlos de Icaza*

 

Hoy inicia la “Semana de África en México 2014”, la cual organiza la Secretaría de Relaciones Exteriores junto con las embajadas de países africanos en nuestro país, el Senado de la República, otras dependencias del gobierno federal, la UNAM y el Colegio de México, entre otras instituciones. Las fechas de esta celebración, cuyo objetivo es dar a conocer la diversidad y la riqueza de África entre el público mexicano, coinciden con el aniversario del establecimiento de la Organización de la Unidad Africana (predecesora de la actual Unión Africana), el 25 de mayo de 1963.

Uno de los primeros contactos entre México y el continente africano se produjo durante la Colonia, cuando llegó población africana a establecerse a la Nueva España. Hoy, estados como Guerrero, Oaxaca, Michoacán y Veracruz gozan de una importante presencia de comunidades de afrodescendientes, que han hecho aportaciones significativas a nuestro desarrollo histórico. Baste recordar a Gaspar Yanga, esclavo de origen africano que dirigió una de las primeras revueltas emancipadoras de la era colonial, a principios del siglo XVII en Veracruz.

A partir del siglo XX, y especialmente durante la segunda mitad, la política de México fue cercana y solidaria hacia el continente africano. Nuestro país se opuso a la segregación racial, apoyó firmemente los procesos de descolonización y promovió principios como la no intervención y la autodeterminación de los pueblos. La condena del gobierno mexicano a la invasión italiana a Abisinia (hoy Etiopía) y el repudio al apartheid en Sudáfrica son dos importantes expresiones del apoyo de México a África.

Es significativo que este año, 2014, sea de conmemoraciones en las relaciones con África: se cumplen 65 años del establecimiento de las primeras relaciones diplomáticas con un país africano (Etiopía); 60 años de la primera visita de un jefe de Estado africano a nuestro país (el emperador Haile Selassie, de Etiopía), y el 50 aniversario del establecimiento de relaciones diplomáticas con Argelia. Hoy mantenemos relaciones diplomáticas con prácticamente todos los países africanos, pero queremos estar más cerca y tener mayores contactos, así como incrementar el número de nuestras embajadas en ese continente.

Consecuentes con la larga historia de nuestras relaciones, nos alegra que el presente y el futuro de África estén marcados por perspectivas optimistas: África es el tercer continente en extensión territorial, después de Asia y América. Con una población superior a mil millones de personas, cuenta con un bono demográfico gracias a la juventud de gran parte de su población, así como a sus vastos recursos naturales. En años recientes, ha sido una de las regiones de más rápido crecimiento económico del mundo: la tasa promedio de crecimiento en esa región ha sido de alrededor de 5%, lo que muestra el dinamismo de sus economías.

Muchas esperanzas están puestas hoy en África, al que numerosos analistas consideran el continente del futuro. Con más de 50 países integrados al sistema de Naciones Unidas, África incide en el ámbito multilateral, donde impulsa conjuntamente con otros países emergentes la agenda global para el desarrollo. Por eso, cada vez más Estados buscan ampliar su presencia en África, y México no es la excepción. Hoy, más que nunca antes, nuestro país se propone hacer más sólida su relación con África, identificar prioridades, acordar objetivos y definir líneas de acción que nos permitan construir proyectos comunes con los países de ese continente, en beneficio de nuestros pueblos.

Con esta nueva edición de la “Semana de África en México”, queremos promover el acercamiento con el continente africano mediante el comercio, la cooperación y los intercambios académicos y culturales. Confío en que cada vez más mexicanos se interesen en el mosaico de culturas, la riqueza humana y las enormes potencialidades de ese enorme espacio de esperanza que es hoy África.

                *Subsecretario de Relaciones Exteriores

Comparte esta entrada

Comentarios