Respuesta a un amigo

COMPARTIR 
Max Cortázar 13/05/2014 01:08
Respuesta a un amigo

Sólo faltan cinco días para que los panistas salgan a sus centros de votación y elijan al nuevo dirigente nacional del PAN. Cinco días en los que las autoridades electorales de nuestro partido deberán garantizar una contienda limpia, democrática y pacífica, por el bien del PAN y de su militancia.

Y es que conforme la contienda ha avanzado, en estos 55 días, una pregunta se ha vuelto cada día más fuerte: ¿será aceptada la derrota por el equipo perdedor o se enfrascará el partido en un proceso de judicialización que debilitará nuestra institución en lo interno y en lo externo?

Sobre este mismo tema, el día de ayer, Germán Martínez, militante panista, escribía que el equipo de campaña de Ernesto Cordero se ha dedicado a cuestionar el proceso, lo que supone que en una posible derrota se dedicará a impugnar él mismo. Lo que sorprende de esta reflexión es que un panista, que dice no sólo conocer la historia, sino vivir bajo los principios de nuestro partido, se encuentre sorprendido por estos cuestionamientos.

Hasta el momento, lo que el equipo de la campaña Unidad y Cambio para Ganar ha peleado son las condiciones básicas para que un proceso se lleve a cabo con total imparcialidad, certeza y transparencia. En lo que este equipo ha insistido es en conocer la ubicación de las casillas, el nombre de los representantes de las mismas, la impresión segura de las boletas, entre otras.

Lo que este equipo ha denunciado ha sido la intervención de gobernadores panistas a favor de una campaña, el uso de recursos públicos para la operación electoral del equipo de la reelección, la coordinación de la campaña de Baja California a cargo del secretario de Sedesol de la entidad, la operación de un consejero electoral a favor de un candidato, etcétera.

¿Acaso todas estas conductas no son las mismas contra las que el PAN ha luchado a lo largo de su historia? ¿No fueron estas mismas luchas las que desde la dirigencia nacional, que encabezó en 2009, Germán Martínez peleó en los procesos electorales de ese año? ¿Qué la defensa de la democracia y el voto libre no ha sido una de las banderas que ha distinguido a Acción Nacional? ¿Qué no son estos temas los que estamos defendiendo en la discusión de la reforma político-electoral?

El hecho de que el equipo de CorderOliva alce la voz ante estas irregularidades no es más que la defensa a los principios y valores por los que se distingue nuestro partido, esto no implica la judicialización del proceso interno del PAN, sino la consolidación de nuestro partido como referente de democracia, honestidad y transparencia.

Por ello es desconcertante que las luchas que avalamos hacia fuera, en contiendas municipales, estatales o federales, no puedan ser luchas que abanderemos al interior de nuestro partido y se nos pida tolerar prácticas que hemos condenado y combatido durante toda nuestra historia.

                *Diputado del PAN

                max.cortazar@gmail.com

Comparte esta entrada

Comentarios

Lo que pasa en la red