Periodo extraordinario

COMPARTIR 
Max Cortázar 06/05/2014 01:48
Periodo extraordinario

El cuarto periodo ordinario de sesiones del Congreso de la Unión terminó la semana pasada con una lista de pendientes importantes para concluir la agenda de reformas discutidas a lo largo de esta Legislatura. En el tintero quedan las leyes secundarias de la reforma político-electoral, la reforma al sector de telecomunicaciones y la Reforma Energética.

Hasta ahora, los coordinadores de las bancadas de los tres principales partidos en ambas cámaras han expresado el acuerdo de periodos extraordinarios, a lo largo de estos próximos tres meses, para sacar adelante las leyes secundarias y poder así comenzar la aplicación de las mismas en los sectores mencionados.

Sin embargo, es importante mencionar que para que los programas que se puedan derivar de estas reformas tengan los efectos que se esperan, será necesario primero la aprobación de la reforma político-electoral, antes de que venza el plazo que permitirá su ejecución en las elecciones el próximo año.

Las modificaciones que se le han hecho a la legislación secundaria de la reforma político-electoral pueden dar certeza a una correcta aplicación de recursos y rendición de cuentas tanto en el gobierno federal como en los gobiernos locales, en cada uno de los programas sociales a impulsarse a partir del próximo año.

Y es que contar con un marco legal que pueda darle a los ciudadanos la garantía de que sus recursos no terminarán en campañas electorales o que los programas sociales del gobierno se mantendrán limitados a sus efectos y no a una candidatura, permitirá que los resultados de los mismos tengan el impacto dentro de los sectores poblacionales más necesitados.

Contar con una reforma político-electoral integral no sólo permitirá contar con autoridades que respondan a la exigencia de los ciudadanos, sino también establecerá las reglas de una aplicación de recursos mucho más transparente. Contar con estos candados previo a la aprobación de la legislación secundaria del resto de las reformas puede ser el factor determinante para su propio funcionamiento.

Los mexicanos necesitan leyes que no sólo garanticen elecciones más limpias, sino un marco legal que permita el desarrollo integral de su economía. En un periodo lleno de reformas urgentes para contribuir con la estabilidad del país, el correcto análisis de una reforma esencial para la correcta ejecución del resto de ellas es indispensable.

Por el momento, la legislación secundaria de la reforma político-electoral se encuentra en el Senado y está siendo sometida a una cuidadosa revisión para poder garantizar una reforma completa y en beneficio de los mexicanos. No puede dejarse ni un cabo suelto, pero tampoco se pueden dejar pasar los plazos, si es que queremos buenos resultados.

                *Diputado del PAN

                max.cortazar@gmail.com

Comparte esta entrada

Comentarios