Reflexión panista

COMPARTIR 
Max Cortázar 29/04/2014 03:30
Reflexión panista

La tradición del partido siempre ha sido el debate, el contraste de ideas, el enfrentarnos a las injusticias y a su vez buscar justicia para todos los ciudadanos.

Desde su nacimiento y en distintos momentos históricos, el PAN ha enfrentado luchas libertarias y democráticas que han permitido a los ciudadanos reflexionar sobre nuestras propuestas para lograr el bien común y levantar la voz en nombre de las libertades y derechos de los mexicanos.

Hoy, como desde su nacimiento, el PAN es un partido que se ha encargado de defender que las instituciones estén al servicio de los ciudadanos, y no a la inversa. En este fortalecimiento institucional sería imposible no señalar los errores —internos y externos— que atentan contra el esfuerzo de construir un mejor país; no hacerlo sería ir en contra de nuestros principios, aquellos que marcaron quienes lucharon por edificar un partido de verdadera oposición.

Ante un momento tan importante, como es la renovación del Partido Acción Nacional, no señalar las prácticas que le están haciendo daño al partido y a su militancia, sería ser cómplice del debilitamiento de nuestra institución. De ahí la importancia del contraste de ideas y de proyectos que buscan, ante todo, un cambio que haga del PAN ese partido de gente libre y honesta.

Sin embargo, hoy que la elección para la dirigencia nacional está a sólo unos días, nos damos cuenta de que hay todavía algunos que ven en la reflexión una amenaza clara a sus aspiraciones personales, que ven en el contraste una guerra sucia a su ya amañado ejercicio político, que ven en la deliberación el desmantelamiento de su cúpula de poder.

Aquellos que no creen en el diálogo, en las opiniones libres y los análisis dentro del PAN sólo pueden confiar en un sistema dictatorial y unilateral que en sí mismo contraviene al bien común, a los principios del PAN y a la forma de hacer política de los panistas.

Son las ideas y el debate de las mismas los que a lo largo de la historia construyeron al PAN y los que nos permiten recordar que nuestro partido se fundó como una alternativa ante el régimen político que ignoraba la voz de los mexicanos. El PAN buscó ser una propuesta en donde las ideas pudieran ser escuchadas, un partido que estuviera del lado de los ciudadanos y que velara por la dignidad humana.

Es por ello que, siendo fieles a los principales valores de Acción Nacional, seguiremos señalando, a pesar de las críticas, cualquier acción que le haga daño al panismo y al país. No permitiremos que la realidad sea disfrazada, con mentiras, por aquellos que antepusieron los intereses propios a los de su partido.

Hoy la fórmula CorderOliva representa la oportunidad de fortalecer al PAN como esa opción política, que desde 1939 empoderó a los ciudadanos; porque contiene la visión de quienes lucharon y de quienes seguirán haciéndolo con el único fin de regresarle a Acción Nacional la pluralidad de ideas como eje rector de la vida institucional del partido.

        *Diputado del PAN

            max.cortazar@gmail.com

Comparte esta entrada

Comentarios