La desesperación de Madero

COMPARTIR 
Max Cortázar 01/04/2014 01:45
La desesperación de Madero

La semana pasada el equipo que busca la reelección en el CEN del PAN denunció la creación y difusión de un video en el que supuestamente se denostaba a su candidato. Durante la conferencia a medios en la que denunciaban los hechos se encargaron de asegurar que su creador y difusor era el equipo de Unidad y Cambio para Ganar, sin mostrar en ningún momento dicho video o prueba alguna.

Sin embargo, y al observar el contenido del mismo, lo condenable son las prácticas que el video refleja. Prácticas que el PAN ha combatido durante años y que hoy son a las que recurre un equipo desesperado que no puede repuntar en las encuestas ni llenar sus eventos.

Me refiero al acarreo de personas —la gran mayoría ni militantes son—, la entrega de despensas, el pastoreo, el pase de lista y los camiones con personas de la tercera edad y niños, todo ello con la finalidad de engañar a los panistas. Un video que es reprobable de principio a fin al mostrar la desesperación de un equipo que sostiene eventos sin fuerza, una campaña que no alcanza a levantar porque no cuenta con una sola propuesta para el futuro del PAN.

El equipo de Gustavo Madero se atreve a denunciar un video en el que lo único denunciable son las medidas llevadas a cabo por su equipo. Gustavo Madero es, como dice aquel dicho, la persona que roba la tienda y al salir grita “¡Agarren al ladrón, agarren al ladrón!”. Y es que en cada una de las actitudes que ha asumido desde que inició el proceso electoral del PAN ha demostrado desesperación y poca maniobra política.

Basta con recordar lo que decidió hacer el fin de semana pasado, cuando, faltando a su palabra y al acuerdo con la presidenta del partido, asistió a la Asamblea Nacional, irrumpiendo el ambiente de debate y convirtiendo este evento panista en un acto más de su campaña y movilización, y una clara muestra de que ni él ni su equipo respetan las instituciones.

No sólo eso, una vez que la asamblea ratificara a los consejeros estatales, el equipo de la reelección empezó a contar a los integrantes del nuevo Consejo Nacional como si los panistas fuéramos cabezas de ganado, justo lo que hizo los últimos tres años que estuvo al frente del partido, tratar a la militancia como un medio más para llenar su obsesión de poder.

Madero y su equipo están desesperados y acusan a todos los que están en su contra de guerra sucia, pero la guerra que él ha emprendido contra el partido es la verdadera razón por la cual los panistas quieren un cambio. La militancia no quiere funcionarios públicos operando y amagando a favor de Madero, los panistas no creen en la línea ni en la intimidación, los panistas creen en la política y en el consenso para tomar decisiones.

Madero y su equipo están desesperados y recurren al despilfarro de recursos para construir una fuerza hueca, pero los panistas nunca han creído ni creerán en esta forma de hacer política. Las encuestas lo demuestran, Gustavo Madero va muy abajo y ni su desesperación ni su obsesión contribuirán a mejorar Acción Nacional.

                *Diputado del PAN

                max.cortazar@gmail.com

Comparte esta entrada

Comentarios

Lo que pasa en la red