EPN: el juicio de las encuestas

COMPARTIR 
Martín Moreno 02/09/2014 00:00
EPN: el juicio de las encuestas

Llega Enrique Peña Nieto a su II Informe de Gobierno con cifras de aprobación ciudadana a la baja: 54% de la población lo desaprueba, según encuesta de BGC-Excélsior (25/VIII/2014). Cuatro de cada diez mexicanos lo respaldan. Las reformas han sido recibidas con reservas, ante un panorama económico que aún no se refleja en los bolsillos.

Las encuestas arrojan que la aprobación presidencial promedio se ha estancado y fluctúa entre 42 y 48 por ciento. Es la más baja para un presidente desde tiempos de Ernesto Zedillo, quien recibió un país en ruina económica tras el desastre financiero que le heredó Carlos Salinas de Gortari.

Consulta Mitofsky, de Roy Campos, ubica a Peña en niveles de respaldo ciudadano del 47 por ciento. “Llegó a tener niveles de 59%, pero cayó por dos factores: economía e inseguridad”, diagnostica Roy en nuestro programa de análisis dominical Reporte a Debate (7 a 8 PM por Reporte 98.5 FM).

En la consulta divulgada ayer lunes, Mitofsky da algunos otros parámetros interesantes:

Al agrupar los problemas según su tipo, vemos una clara tendencia de incremento por problemas económicos que, con 60%, superan hoy al 35% de la seguridad; este resultado es el más cargado de la economía desde 2009.  

La inseguridad y la crisis económica (27%), son las preocupaciones que siguen presentes entre los mexicanos.  

Cincuenta y siete por ciento cree que vamos por el rumbo equivocado; se mantiene en uno de cada tres mexicanos la proporción que piensa que es el camino correcto.

Disminuye 2 puntos el porcentaje que opina que el presidente tiene las riendas del país, al pasar de 41 a 39 por ciento.

Encuestas en México y en el centro del poder mundial: Washington.

El Pew Research Center (PRC) —un prestigiado centro público estadunidense de investigación social con sede en la capital de EU—, revela que seis de cada diez mexicanos se manifiestan insatisfechos con la economía, y en esa misma proporción desaprueban el desempeño económico del actual gobierno.

Según los resultados de esta encuesta de PRC, 79% de los consultados encuentran al crimen organizado como la mayor preocupación de los mexicanos. Le siguen la corrupción, con 72%, y el mismo porcentaje se siente intranquilo por la violencia relacionada a los cárteles de la droga.

A la luz de las encuestas, es consenso generalizado: el aspecto económico (desempleo, inversión a la baja, consumo abatido, bajos salarios), influye directamente en los niveles de desaprobación ciudadana del Presidente. Es allí donde está el desaliento.

“¡Es la economía, estúpidos!”, reza la clintoniana frase. Y sí: mientras la economía no mejore, los niveles de aprobación presidencial seguirán estancados.

“Baja el nivel de acuerdo con la gestión del presidente Enrique Peña Nieto. La desaprobación prevalece alimentada por la percepción de falta de mejoría, particularmente económica, incumplimiento de promesas y aprobación de medidas como la Reforma Energética y la Fiscal”, establece la encuesta BGC-Excélsior.

Cierto: la Reforma Hacendaria no fue bien recibida y ya se habla, inclusive, de que tendrá algunas modificaciones ante el castigo a los bolsillos de los mexicanos.

“Todavía se observa insuficiente control gubernamental sobre lo que pasa en el país”, señala la encuesta.

Aún más:

BGC-Excélsior apunta, textual, que “las personas que están inconformes argumentan, sobre todo, que Peña no cumple lo que promete, que no ven avances, que persiste la inseguridad y que continúan las alzas de precios.” También se mencionan las reformas, los impuestos y la pobreza como causas.

Peña Nieto sigue sin cumplir con las expectativas que se tenían de su gobierno; 52% dice que ha hecho menos de lo esperado, y sólo 14% cree que ha hecho más.” Asimismo, le afecta la percepción de falta de control sobre lo que ocurre en el país (52 por ciento).

La encuesta publicada en este diario arroja que hay áreas de la gestión de gobierno que son bien evaluadas: construcción de carreteras y puentes, 74%; combate al narcotráfico y crimen organizado, 62%; educación pública, 61%; servicios de salud, 58%; seguridad, 56%.

BGC-Excélsior remata:

“El Presidente no está logrando transmitir atributos positivos que una sólida mayoría reconozca. En los aspectos en que mejor se posiciona, como conocimiento y preparación, actitud de cambio y firmeza para tomar decisiones, las opiniones están divididas. En otros renglones, prevalecen las opiniones negativas en cuestiones como honestidad, independencia para tomar decisiones, sinceridad, cercanía y liderazgo”.

Así llega Peña Nieto a su II Informe de Gobierno.

Pero, sobre todo, son las preocupaciones, las necesidades y las angustias de millones de mexicanos.

                Twitter: @_martinmoreno

Comparte esta entrada

Comentarios