¿Cuántos militantes tiene cada partido?

COMPARTIR 
María Marván Laborde 10/07/2014 02:12
¿Cuántos militantes tiene cada partido?

Si el día de ayer, miércoles 9 de julio, en la sesión del Consejo General del Instituto Nacional Electoral, se aprobó el dictamen presentado por la Comisión de Prerrogativas, ya tenemos tres nuevos partidos en el escenario nacional. Este dictamen reconoce que el mismo número de organizaciones políticas cumplieron todos los requisitos necesarios para poder recibir su patente. Con ello podrán presentar candidatos en las elecciones de 2015 y acceder a financiamiento público a partir del próximo mes de agosto. A los siete partidos existentes se agregarán estos para sumar diez.

En México las reglas para poder formar un partido político nacional son muy rígidas; entre otras cosas la organización aspirante debe demostrar que logró afiliar al menos 0.26% del padrón, es decir, casi 220 mil personas. Contrario a lo que pudiera pensar el lector, las altas exigencias para formar un partido político no derivan del derecho que tienen a recibir financiamiento público (1977). Fue desde la reforma política de 1946 cuando se exigió que los partidos demostraran que tenían presencia nacional. Esto tenía entonces y sigue teniendo ahora el propósito de dificultar la creación de nuevos partidos.

Al transformarse el Partido de la Revolución Mexicana en Partido Revolucionario Institucional, el PRI (1946), nunca tuvo que demostrar su presencia nacional, ésta se daba por descontada. La regla obedeció al nacimiento de Acción Nacional (1939), que tuvo que registrar frente a notario público uno por uno de sus afiliados.

El incremento de partidos no aumenta a los ciudadanos la carga económica que significa mantenerlos. La fórmula que determina cuánto dinero se entrega a los partidos políticos depende del número de mexicanos empadronados, esta cantidad se reparte entre tantos partidos como haya; por tanto, a mayor número de partidos, menos dinero para cada uno. Esta es una de las razones por las que las reglas, lejos de liberalizarse, son cada vez más restrictivas.

De acuerdo con la información que los siete partidos vigentes entregaron al IFE el 31 de marzo de este año, había en México casi 13 millones de ciudadanos afiliados en alguno de ellos. El PAN contaba con 271 mil 632; el PRI con cinco millones 848 mil 944; el PRD con tres millones 435 mil 979; el PT con 892 mil 756; el PVEM con 947 mil 346; Movimiento Ciudadano con 795 mil 281, y Nueva Alianza con 639 mil 174. Si bien es cierto que medir la fuerza de un partido por su militancia es un anacronismo de principios del siglo XX, no deja de llamar la atención que el PAN, siendo la tercera fuerza electoral del país sea, por mucho, el más pequeño de los partidos.

¿Cuántos nuevos militantes habrá en el país con los nuevos jugadores incluidos? Será interesante saber si al crecer el número de partidos, crece la masa de afiliados. Por primera vez vamos a saber indubitablemente si la formación de nuevos partidos incrementa el número total de militantes en el país o si los jugadores de siempre sólo se cambian de silla.

Al solicitar su registro, Morena entregó 620 mil registros, Encuentro Social y Frente Humanista alrededor de 250 mil cada uno; sin embargo, el total no será resultado de una simple suma, el INE debe verificar que en ningún caso un ciudadano pertenezca a dos partidos al mismo tiempo, por tanto, tiene la obligación dar de baja en ambos institutos a quien se encuentre en esta situación.

Esto justifica que todos los partidos, viejos o nuevos, deban entregar cada seis años su padrón depurado. Éste deberá subirse a internet, en versión pública, para que los ciudadanos, militantes o no, estemos en posibilidad de revisar que cumplen con el mínimo que les exige la ley, que el listado es correcto, que no hay doble filiación y que no hay afiliados ciudadanos que no lo hicieron de manera personal y por su propia voluntad.

Otra de las razones que justifica la exigencia de transparencia y depuración de los padrones de partidos tiene que ver con las elecciones internas, especialmente cuando éstas permiten la participación de toda la militancia. Ahora que el PRD ha dado en outsourcing su elección interna al INE, será una ventaja para este último contar con un padrón que es formal y legalmente considerado como el padrón válido. Tradicionalmente las impugnaciones con relación a las elecciones internas de los partidos tienen que ver con la validez del padrón, nunca falta quien argumente que no dejaron votar a sus simpatizantes o bien que su oponente agregó posibles votantes y a ello se debió su triunfo. La publicidad de los padrones de afiliados es una forma de rendición de cuentas.

                *Académica

                Twitter: @MarvanMaria

Comparte esta entrada

Comentarios