¿Quién es Dayani Cristal?

COMPARTIR 
Lucero Solórzano 23/04/2014 00:00
¿Quién es Dayani Cristal?

Un cadáver es encontrado en las arenas del desierto de Arizona tras ese muro ignominioso que los migrantes pasan a costa de su propia vida. Por toda señal, el cuerpo de este hombre lleva tatuadas dos palabras en el pecho: Dayani y Cristal. Con sólo eso se inicia la búsqueda de su identidad para poder, en algún momento, hacer llegar sus restos a la familia que se quedó esperándolo. 

Hay miles de mexicanos, salvadoreños, hondureños, cuyos cadáveres no permiten siquiera el más pequeño dato para su identificación, que pasan a formar parte de un frío anonimato y cuyos deudos no tienen donde llorarlos. 

En la línea del documental y, algunos momentos con falso documental, Gael García Bernal y Marc Silver, bajo la dirección de este último, se lanzan a registrar en ¿Quién es Dayani Cristal? (Reino Unido-México, 2013) una historia más de los millones que pueblan ese fantasma asesino de familias y vidas que es la migración. Nos llevan de la mano a través de toda una investigación policiaca, sociológica y hasta antropológica, para rastrear el pasado del portador del tatuaje Dayani Cristal.

La  migración es un fenómeno sumamente doloroso. Para los que se van y para los que se quedan, todos sufren por igual. En México, y países vecinos al sur como Honduras, El Salvador, Guatemala, cuyos gobiernos y sociedad civil no alcanzamos a satisfacer la demanda de empleo, es además el único recurso que le queda a los trabajadores, en su mayoría campesinos, cuya calidad de vida, desesperada, los obliga a perseguir el idealizado sueño americano, que acaba convirtiéndose para la mayoría en una verdadera pesadilla.

¿Quién es Dayani Cristal? se inicia con ese macabro hallazgo en el desierto y el actor Gael García Bernal, un poco él mismo y otro poco convertido en un migrante más, embarcándose en la aventura de contar una historia del recorrido de un hombre hacia la muerte partiendo de dos palabras. En los últimos diez años casi dos mil cuerpos han sido encontrados en el desierto; la mayoría declarados desconocidos. Es una triste paradoja para el portador del tatuaje, que nunca imaginó cuando se lo hizo que ésa sería la única forma de identificar su cuerpo y hacerlo regresar a su patria; se vio convertido en un cadáver con nombre.

La bruma que empaña la historia de esta víctima se va despejando en el avance de la investigación. Sabemos así que se llamaba Yohan, que tenía esposa, tres hijos, amigos, familiares. El trabajo de García Bernal es satisfactorio pero no aporta mayor emotividad a la historia que por sí sola estruja las entrañas; lejos de eso hace que se abra una brecha entre el espectador y la narración. La secuencia del relato dentro de lo estrictamente documental está bien llevada, y nos mantiene interesados, conmovidos; parece una madeja que se va desenredando paulatinamente.

Las entrevistas con los familiares de Yohan, y del lado de los Estados Unidos con las autoridades en Arizona, los que encuentran los cadáveres y posteriormente los forenses e investigadores, van mostrando un desconocido lado humano del fenómeno. Esas mismas autoridades reconocen que el gobierno estadunidense debe cambiar sus políticas migratorias y comprenden a los migrantes, “todos queremos algo mejor, no se les puede culpar por buscarlo”. En su gran depósito de recuerdos y pertenencias encontrados en los muertos, se preocupan por darles una identidad y poder regresarlos a sus países de origen.

El recorrido muestra las etapas de la migración dentro de territorio mexicano, incluidos el acoso de Zetas y autoridades migratorias corruptas, y la famosa Bestia, el tren en cuyo techo viajan por miles los sueños apilados de hombres y mujeres con voluntad de hierro, que son sólo vencidos por la muerte. Destaca el trabajo del padre Solalinde y su albergue que brinda un poco de consuelo en la ruta.

¿Quién es Dayani Cristal? recuerda historias de ficción sobre la migración como Sin nombre o La jaula de oro, pero el hecho de que se trate de una historia real nos deja una profunda reflexión, muchas preguntas y pocas respuestas.

Muy recomendable.

Comparte esta entrada

Comentarios